Juegos de azar y videojuegos: un cóctel peligroso

La adicción a los videojuegos es uno de los temas que más preocupa a los padres. Deberes inacabados, enfados para que terminen la partida a Fortnite, planes de fin de semana a disgusto, etc.

Es por ello que siempre hacemos hincapié en la necesidad de controlar horarios y marcar muy bien las franjas de juego, así como el tiempo libre dedicado a otras actividades. En este contexto, surge una nueva preocupación que debemos tener en cuenta: los juegos de azar. Y es que, cada vez es más frecuente que encontremos este tipo de ofertas como parte de otros videojuegos. Pero, ¿qué son realmente? ¿Están presentes en todo tipo de títulos? Y lo que es más preocupante, ¿pueden estos juegos incitar a la ludopatía?

Artículo Juegos de azar y videojuegos

Una aproximación a los juegos de azar

Los juegos de azar son aquellos en los que las posibilidades de ganar o perder no dependen solo del jugador, sino que se genera un margen de incertidumbre por el azar de la propuesta. Cuando hablamos de este tipo de juegos dirigidos a los más pequeños, tendemos a pensar en el parchís o la oca, por ejemplo. Por otro lado, el casino, el póker, las apuestas o las máquinas tragaperras son algunos de los ejemplos de juegos de azar dirigidos especialmente a los adultos.

Pero, ¿qué pasaría si los más pequeños tuvieran acceso incontrolado a este tipo de propuestas? A través de los videojuegos, muchas compañías han conseguido introducir este tipo de actividades basadas en la suerte y el azar para incrementar sus beneficios. De este modo, acostumbran a los usuarios (independientemente de su edad) a la inmediatez para conseguir que tengan necesidad de gastar dinero.

Artículo Juegos de azar y videojuegos

Las cajas botín

La principal forma de obtener ingresos son las cajas botín. Estas son parecidas a las apuestas que se pueden realizar en las máquinas de los casinos y se pueden comprar con las monedas digitales que se obtienen jugando de manera continua o directamente con dinero real.

Todas tienen un punto común: la suerte y la aleatoriedad del premio. Son precisamente estos factores los que hacen que aumente el grado de adicción y se genere una confusión importante, es decir, un sesgo cognitivo de la realidad. Los sobres de Ultimate Team Fifa y las cajas de Clash Royale son algunos ejemplos.

Sensaciones como pensar que estos premios dependen de mi habilidad en el juego, de los resultados previos o, incluso, de situaciones puntuales que me han dado suerte anteriormente, incitan a que juguemos una y otra vez, generando cada vez más adicción.

En resumen, las cajas de botín virtuales son muy accesibles y nos permiten obtener mejoras aleatorias inmediatamente. Esto encierra un círculo peligroso: mejora-inmediatez-pago. Es posible que algunos jugadores ni siquiera piensen que están gastando dinero real en ellas o no lo perciban. Por todo ello, si observáis conductas sospechosas en vuestros hijos no dudéis en dar un paso adelante. La anticipación es clave en estos casos.

Firma: José Carlos Amador