Nación cautiva

Crítica Nación Cautiva

Análisis

Rupert Wyatt dirige un thriler muy correcto en el que explora la actitud de los colaboradores y disidentes en un mundo sometido por extraterrestres. Aunque la premisa induce a confusión, es un film ameno.


Aunque su sinopsis la presente como una historia de extraterrestres, es mejor no esperar de Nación cautiva una cinta de ciencia ficción con escenas de luchas entre humanos y aliens, ya que estos son solo la excusa para plantear el fondo del film.

La ambientación en un futuro próximo en el que el planeta está dominado por una fuerza exterior es una analogía para establecer los dos bandos que surgen ante cualquier guerra o dictadura: los que colaboran y los que se resisten. Por ello, los invasores no aparecen en prácticamente ningún momento; no son más que el pretexto sobre el que iniciar el relato.

El comienzo es una mezcla extraña de secuencias que dificulta al espectador comprender qué está pasando. La narrativa resulta confusa y los giros de guion que se van sucediendo tampoco ayudan a esclarecer nada. Además, se introducen algunos secundarios que parecen irrelevantes para la crónica. Sin embargo, no llega a ser frustrante dado que el final es medianamente satisfactorio. A pesar de que quizá no soluciona todas las dudas de la audiencia, otorga la importancia adecuada a cada personaje y permite encajar las piezas para construir la idea general.

El director explora tanto el enfrentamiento de clases como su actitud ante un poder que las somete. Y lo hace de manera eficaz, porque el público no tarda en sentir impotencia ante el absoluto control que hay sobre los ciudadanos. Cada uno lleva implantado un chip de seguimiento que provoca que sea prácticamente imposible salirse un milímetro de la ley, pues están constantemente monitorizados. No obstante, el largometraje no es oscuro y pesimista y lanza un rayo de esperanza proponiendo luchar por lo que uno cree.

Es cierto que los protagonistas están poco desarrollados y hay varios altibajos en la trama, así como sorpresas innecesarias. Pero, en general, el resultado es un thriller efectivo –con correctos y comedidos efectos especiales– que mantiene la tensión hasta el final.

Puede que la premisa dé la impresión de que Nación cautiva es un espectáculo visual lleno de acción sobre marcianos. De todas maneras, si uno no se deja engañar por eso, encontrará en la película un entretenimiento grato.

Firma: Patricia Amat

ficha técnica

Director: Ruper Wyatt

Guionistas: Erica Beeney, Ruper Wyatt

Intérpretes: Alan Ruck, Ashton Sanders, James Ransone, John Goodman, Jonathan Majors, Kevin Dunn, Vera Farmiga

Género: Acción, Drama, Thriller

País: EE.UU.

Fecha estreno: 09/10/2020

Lenguaje: Coloquial

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

El mundo lleva diez años ocupado por extraterrestres. Los humanos han pactado con ellos y la brecha entre clases cada vez es más amplia. En un barrio de Chicago, un grupo de disidentes decide intentar empezar una guerra para recuperar su ciudad.

Título original: Captive state

País: EE.UU.

Duración: 109'

Fecha producción: 2019

Distribuidora: Entertainment One

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: