Alegría

Crítica Alegría

Análisis

El escenario de Alegría prometía un buen film rico en diversidad cultural, pero su resultado es incomprensible. Tanto el guion ilógico como las interpretaciones deslucen la ambientación y el mensaje.


La ciudad autónoma de Melilla es una de las grandes desconocidas para el público patrio y una gran ausencia en nuestro cine. Su localización en la costa norte de África y una población original de españoles, marroquís, cristianos, musulmanes y judíos, la convierten en un interesante pero ignorado escenario donde desarrollar una buena película.

Violeta Salama lo ha debido de entender así y en Alegría ha pretendido mostrar esa rica diversidad cultural a través de una familia del siglo XXI con el peso de una tradición multisecular. El resultado, sin embargo, es devastador.

El guion, que calificaría de inexistente, confunde fusión con mezcolanza, diversidad con batiburrillo y espontaneidad con improvisación caótica y amateur. Los personajes, incluido el principal, carecen de una descripción lógica, sus acciones son incomprensibles e incoherentes con lo que se atisba de sus planteamientos y los actores que los interpretan poco saben o pueden hacer para remediarlo.

Sorprende lo chapucero de una propuesta firmada por Isa Sánchez, quien, con Enrique García, realizó el libreto de la estupenda y poco conocida 321 días en Michigan: film con el que comparte, no solo escritores, sino la sana intención de llamar la atención sobre una realidad tan cercana como desconocida.

Es muy difícil para el espectador entrar en la atmósfera de Alegría. Tan solo Dunia, la joven musulmana que ayuda a la protagonista, tiene un papel más o menos congruente a lo largo de todo el metraje (aunque tampoco aclaran por qué precisamente ella es la que no puede cruzar a Marruecos) y está eficazmente interpretada por Sarah Perles. El resto, Sbaraglia incluido, llegan incluso a dar cierta vergüenza ajena en algún momento.

Entre el amasijo de idas y venidas, se descuelgan esporádicamente consideraciones acerca de la riqueza de la convivencia entre las personas, sean de la religión que sean y sea cual fuere su origen o raza. Es loable, por supuesto, y da respuesta, al menos, de hacia dónde quiere llegar el film. No obstante, su claridad programática entre tanto caos y su falta de sutileza tampoco le hacen un gran favor al conjunto.

En resumen: que la que suscribe este comentario le regala a Alegría una segunda estrella de calidad por la elección de Melilla como ambiente, por la bondad del mensaje y por una emotiva escena que hay casi al final. Pero el cine, el mensaje y la ciudad autónoma se merecían mucho más.

Firma: Esther Rodríguez

ficha técnica

Director: Violeta Salama

Guionistas: Isa Sánchez, Violeta Salama

Intérpretes: Adelfa Calvo, Cecilia Suárez, Emilio Palacios, Joe Manjón, Laia Manzanares, Leonardo Sbaraglia, Mara Guil, María Luisa Mayol, Sarah Perles, Zohar Liba

Género: Drama

País: España

Fecha estreno: 10/12/2021

Lenguaje: Coloquial

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Alegría ha querido siempre alejarse y olvidar su ascendencia judía. Para tomarse un descanso de su trabajo como médico, se ha refugiado en la casa de sus antepasados en Melilla. La llegada de su familia para la boda de su sobrina revolverá su mundo y la enfrentará con su pasado y con su presente.

 

Título original: Alegría

País: España

Duración: 105'

Fecha producción: 2021

Distribuidora: Caramel Films

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: