A Plague Tale: Innocence

Análisis

Una gran historia muy bien contada y con un sistema jugable novedoso. Llegaba sin hacer demasiado ruido, pero vale mucho la pena.


A lo largo de un año analizamos muchos juegos de todos los estilos. Sin embargo, la gran mayoría son calcos los unos de los otros, dejando de lado la originalidad en detrimento de lo que más vende. No es el caso de A Plague Tale: Innocence, un juego tan innovador como arriesgado. ¿Merece la pena? Os lo presentamos.

Una aventura diferente

A Plague Tale: Innocence es un juego distinto. Desde su ambientación hasta su propuesta jugable, todo respira un aire diferente, muy trabajado y, desde luego, muy original.

La historia nos traslada a la Europa medieval, concretamente al siglo XIV. En plena baja Edad Media, dos son los denominadores en común que dirigen el argumento: la Inquisición y la peste bubónica. La primera es la causa de nuestra incesante huida a la desesperada. La segunda, la causante de la muerte de dos terceras partes de la población y la gran amenaza del juego.

En este contexto, encarnamos a Amicia, una joven que debe sobrevivir junto con su hermano Hugo, a quien la Inquisición quiere atrapar por algún extraño motivo. Por este motivo, el juego se estructura como una huida continua donde el sigilo, la investigación y la paciencia son los principales elementos.

Olvidaos de otros títulos de acción porque aquí es más importante la presión de sentirnos perseguidos continuamente que el enfrentamiento directo. Por ello, pasaremos gran parte del juego entre matorrales, espiando las rutinas de los guardias y de todo aquel que nos persiga, a la espera de encontrar el momento justo para avanzar.

Acción sí, pero la justa

A nuestro parecer, aquí reside la principal bondad del juego. Estamos un poco saturados de encarnar al típico héroe o heroína armada hasta los dientes y que puede con todos los enemigos. En A Plague Tale: Innocence sentimos la fragilidad y desesperación de una joven por sobrevivir y salvar a su hermano. Es el drama hecho videojuego.

Esto no quiere decir que no haya acción, pero es secundaria. De hecho, nuestra única arma en gran parte del juego será nuestra honda. Esta resultará esencial para distraer a los enemigos o para golpearlos. Eso sí, si nos ven, tendremos un gran problema. Evidentemente podremos mejorarla con los objetos que encontremos por los escenarios, potenciando su potencia o permitiéndonos atravesar cascos, pero no será determinante como arma.

Los puzles, por su parte, resultan bastante sencillos en su mayoría. Muchos se basan en coger un objeto y encajarlo en otro lugar o en usar nuestra honda para iniciar toda una secuencia que nos permita seguir avanzando. Especial interés aportan aquellos puzles en los que tendremos que usar el fuego para disuadir grupos de ratas, teniendo que crear hogueras o antorchas para esparcirlas. El uso del juego es esencial y está muy bien plasmado.

Una gran ambientación

Si en lo jugable destaca por su propuesta, lo mismo ocurre en su argumento y ambientación. Pocos juegos –salvando los Assassin’s Creed o For Honor– reviven etapas del pasado tan complejas y ricas como la Edad Media. En este caso, han conseguido recrear brillantemente esta época, con mucho paraje natural, grandes villas y ciudades ásperas y desangeladas. El resultado, sin ser un referente a nivel visual, es más que aceptable.

Lo mismo ocurre con el argumento, capaz de atraparnos desde el prólogo en el que abandonamos nuestra casa sin saber por qué ha sucedido lo que se nos cuenta, hasta el final del juego. Esto resulta esencial para camuflar que, en el fondo, es un juego muy lineal. El drama que vivimos, gana protagonismo y eso nos parece muy acertado.

Lo mejor:

La ambientación y la época que representa
Es muy original. La acción da paso a la infiltración.

Lo peor:

Es poco rejugable una vez finalizado. Tenemos coleccionables en cada nivel, pero no suponen un aliciente suficiente como para volver a comenzar.
A veces puede resultar algo repetitivo.

Conclusiones:

A plague Tale: Innocence es una original propuesta en el explotado género de las aventuras en tercera persona. La acción queda relegada a un segundo plano por la infiltración, la exploración y los continuos puzles, que dan lugar a un juego simple pero muy resultón. Su historia engancha muchísimo, los personajes principales están muy bien construidos y la ambientación perfectamente recreada. Por todo, nos parece una de las grandes sorpresas del año.

Cada cierto tiempo recibimos juegos que innovan y ofrecen algo distinto. Murdered: Soul Suspect, Life is Strange, Kingdom Come o mismo A Plague Tale, se merecen el reconocimiento por no conformarse.

En cuanto a su contenido, remarcar que se trata de un juego para mayores de edad por varios motivos. El ritmo de juego, lento y pausado, el argumento adulto e incluso la ambientación, son más propios del jugador experimentado y maduro. No olvidemos que hay escenas duras y con sangre, lo que lo hace más adulto aún.

ficha técnica

Género: Aventuras

Subgénero: Aventuras

Plataformas: PC

Fecha lanzamiento: 14/05/2019

Público

+18 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Llega una aventura diferente. Siglo XIV, peste negra y una única misión: huir. Con este prometedor tándem arranca A Plague Tale: Innocence. Pero, lo mejor, es que se trata de una aventura distinta. Por ello, si buscáis un argumento sólido y un planteamiento original, no permaneced atentos.

Idiomas: Castellano (textos)

¿Juego en red?: 0

Número de jugadores: 1

Precio: 49,95€

Distribuidora: Koch Media

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: