Family Link (Control parental de Google)

Análisis

Family Link, control parental gratuito de Google. Incluye filtrado de contenidos, gestión de apps, límite del tiempo de uso y geolocalización.


Se trata de un servicio de control parental completo y gratuito. Conviene remarcar la necesidad de recurrir a la mediación parental, el diálogo familiar entorno al uso de los dispositivos conectados, y no remitirnos únicamente a las funcionalidades de la herramienta de control parental. De hecho, no debe utilizarse de un modo restrictivo y autoritario sino como un medio para dinamizar la relación y fomentar la confianza con los hijos/as. Es necesario dedicar atención e invertir tiempo y esfuerzo para gestionar la actividad online de los hijos/as.

En principio, está pensado para que los menores aprendan a navegar de un modo responsable y a partir de los 13 años adquieran la suficiente madurez y capacidades para que los padres y madres no tengan necesidad de depender de la herramienta.

ficha técnica

Enlace: https://families.google.com/familylink/

Género: Educativo

publico

Adultos

Valoración

Contenido

Información

Interés

Usabilidad

Family Link es el sistema de control parental propio de Google, una app que permite establecer ciertas normas básicas para guiar a los menores mientras utilizan sus dispositivos digitales. Incorpora las habituales funcionalidades de este tipo de servicios, tales como el filtrado de contenidos inadecuados, gestionar las apps que pueden o no instalar, limitar el tiempo de uso (bloqueando el terminal remotamente si se sobrepasa dicho límite de hora fijado) e incluso la geolocalización para saber dónde están.

Se acompaña de una interesante Guía de Bienestar Digital para familias, para fomentar conversaciones productivas e identificar buenos hábitos para toda la familia. Esta guía se compone de los siguientes temas:

Como la mayoría de estos servicios, dispone de aplicaciones separadas, una para los dispositivos de los menores y una para los de los padres a fin de gestionar y configurar las preferencias. Los dispositivos de los menores necesariamente han de ser Android y conviene estar atentos a posibles problemas de compatibilidad con las versiones más antiguas de dicho sistema operativo. Por contra, los padres y madres pueden gestionarlos desde dispositivos tanto Android como iOS.

Podéis resolver dudas en el apartado de preguntas frecuentes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: