Hipócrates (serie)

Crítica Hipócrates serie

Análisis

Lilti avala como creador, realizador y guionista una producción televisiva que desarrolla los ingredientes de sus anteriores títulos. Conflictos personales y del sistema sanitario captan, con serenidad, la atención del espectador.


Thomas Lilti no se arroja a las prisas ni al ritmo en la realización que tenía la famosa Urgencias ni al vaivén sentimental y decorado de las tramas de Anatomía de Grey, por citar dos de los múltiples títulos médicos que ha otorgado la televisión.

Este exmédico francés se reconvirtió en director de películas “sanitarias” como la homónima Hipócrates, Un doctor en la campiña o Mentes brillantes. Y ahora ha creado su primera serie para la pequeña pantalla y plataformas online.

Como en sus anteriores propuestas, prima una visión humanista y completa de la función profesional del “doctor” y una perspectiva analítica del sistema de salud. Y aunque la situación crítica que presenta Hippocrate acrecienta el segundo aspecto, tampoco olvida el primero.

Por eso, en esa interacción entre lo individual y social, las cuestiones que más surgen son las dudas y las vacilaciones, la gestión de los errores, las trascendencia de las decisiones y de los actos personales, la asunción de responsabilidades y sus efectos, la fragilidad tanto del enfermo como del joven residente, así como el compañerismo inseparable de la lealtad.

Thomas Lilti sabe cómo dibujar cuestiones de conciencia, en las que se moja sin mojarse del todo. A veces, incluso deja parte del trabajo de generar su opinión al espectador, donde puede haber cierta disparidad de enfoque (sin buscar la polémica fácil).

Sobre todo, Lilti maneja muy bien la creación de personajes con los que empatizar, también cuando se confunden y equivocan. Y además, su equipo de guionistas traza un variado paisaje de pacientes que, en muchos casos, dejan de tener solo un valor instrumental, como así sucede en otras producciones donde solo son objeto de chistes o sirven para las grandes habilidades del médico.

En la realización, reina la calma y la introspección, sin abandonar un tono narrativo sencillo que se apoderan de la escena. La cámara no aturde, pero sabe estar y esperar, y moverse cuando la historia lo reclama.

Este estilo va acompañado de una fotografía oscura, sin llegar a ensombrecer el clima, y de una banda sonora discreta y aguda que recuerda a los timbres y melodías de otra ficción gala, Les Revenants.

Thomas Lilti ha cerrado un proyecto muy sugerente que nos llega ahora, en un momento clave, que permitirá dar más relevancia a las fortalezas y carencias del sistema y al valor de todas las profesiones que lo hacen posible.

Firma: Lourdes Domingo

ficha técnica

Género: Serie

Subgénero: Drama

Año: 2018

Cadena: Filmin

Intérpretes: Alice Belaïdi, Anne Consigny, Eric Caravaca, Géraldine Nakache, Karim Leklou, Louise Bourgoin, Zacharie Chasseriaud

Presentador: -

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Ambientada en un hospital público de París, narra la historia de un grupo de jóvenes médicos residentes que se ven obligados a coger las riendas del servicio de medicina interna cuando una infección mantiene en cuarentena al personal titular del hospital.

Título original: Hippocrate

Creador: Thomas Lilti

Director: Thomas Lilti

Guión: Anaïs Carpita, Claude Le Pape, Julien Lilti, Thomas Lilti

Productora: 31 Juin Films, Les Films de Benjamin

Duración: 50'

País: Francia

Temporada: 1

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: