The Matrix resurrections

Crítica The Matrix resurrections

Análisis

Dos décadas después, regresa el mundo Matrix a la gran pantalla con unas actualizaciones que abundan en el pensamiento ecléctico, los efectos visuales logrados y el entretenimiento.


En 1999, con el paso al nuevo milenio en ciernes, Matrix supuso un cambio en el cine de ciencia-ficción: la combinación de nuevos y atractivos efectos especiales con un relato imbricado y recargado, donde se mezclaba filosofía y una visión ecléctica de varias religiones dejó huella y abrió una saga. Su trama del viaje del héroe en la era ciberpunk derivó en una trilogía que se enriqueció en unos aspectos y se agotó en otros.

Casi veinte años después de Matrix revolutions y Matrix reloaded, Lana Wachowski se une a dos guionistas con los que ha trabajado en la serie Sense 8 y Cloud Atlas.

David Mitchell y Aleksandar Hemon aportan un aire de novedad a un producto que es autoconsciente de sí mismo, de que ha pasado mucho tiempo y de que tenía que aportar chispa suficiente para justificarse. En este sentido, el sarcasmo que revolotea en el guion invita a no tomarlo demasiado en serio y así evitar decepciones.

Por otra parte, la película juega muy bien con las narrativas multiplicadas y múltiples para ofrecer, con frecuencia, un juego de espejos y dobles lecturas. La idea de la cueva de Platón, mezclada con la especie de vida como sueño (la presencia de las anteriores entregas en pantallas y flashbacks); el videojuego inspirado en lo que vivieron los personajes y que activa recuerdos en el presente; la codificación informática que abre y cierra espacios y tiempos simultáneos; la realidad dentro de la realidad; todo esto no deja espacio para más piezas de matrioskas.

La abundancia de violencia coreografiada y de acción bien rodada no compensa lo caótico y embrollado de un largometraje que alberga unas cuantas secuencias demasiado explicativas.

En el capítulo de actualizaciones sociológicas, Matrix resurrections no tiene muchas cuentas que saldar respecto a la igualdad. En 1999, blindó esta cuestión con unos roles y una narrativa que huía de cánones estereotipados. Y lo que propone en 2021 supone una evolución interesante o, al menos, tiene lógica dramática y no resulta tan impostada como en otras propuestas de superhéroes y heroínas.

Al mismo tiempo, Wachowski maneja con proporción las dosis de nostalgia con las de novedad para entretener a los amantes de esta mitología y recabar nuevos seguidores. Su apuesta por la gravedad existencial de los protagonistas (ajados por el paso del tiempo) y el tono irónico que inunda las secuencias del psicoanalista también da pie a puntos sugerentes y, en el segundo caso, además divertidos.

Firma: Lourdes Domingo

ficha técnica

Director: Lana Wachowski

Guionistas: Aleksandar Hemon, David Mitchell, Lana Wachowski

Intérpretes: Brian J. Smith, Carrie-Anne Moss, Christina Ricci, Eréndira Ibarra, Jada Pinkett Smith, Jessica Henwick, Jonathan Groff, Keanu Reeves, Max Riemelt, Neil Patrick Harris, Priyanka Chopra, Telma Hopkins, Toby Onwumere, Yahya Abdul-Mateen II

Género: Acción, Ciencia-ficción

País: EE.UU.

Fecha estreno: 22/12/2021

Lenguaje: Coloquial

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Valores

Mr. Anderson es un exitoso programador de videojuegos que vive del éxito de su gran producción Matrix. Pero algo no va bien en su vida. Y el mundo alternativo se vuelve a presentar ante su puerta.

Título original: Matrix resurrections

País: EE.UU.

Duración: 150'

Fecha producción: 2021

Distribuidora: Warner Bros

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: