Delicioso

Crítica Delicioso

Análisis

Cocina, historia y otros elementos que dinamizan el relato componen un film que ficciona, en gran parte, la apertura del primer restaurante. Bien rodado e interpretado, es un entretenimiento completo.


Éric Besnard es un guionista y director galo que domina dos elementos: contar una historia para el gran público y teñirla de componentes que la hagan más sugerente.

Desde apuestas más pausadas como Pastel de pera con lavanda hasta más dinámicas como Cash (o El emperador de París, solo como guionista) demuestran que le gusta narrar, buscar personajes sencillos pero no planos, y poner siempre sentido del humor.

En esta aventura, vuelve a contar con Nicolas Boukhrief, con quien ya ha llevado a cabo más libretos, así como con algunos de los intérpretes. Aunque el film se promociona como una historia real sobre el primer restaurante, Besnard no se ha sumergido en datos. Ha escogido un par de rasgos y ha inventado todo lo demás.

Con un gran sentido del drama, ha mezclado esos ingredientes más históricos (la fragua de la Revolución francesa en la diferencia entre estamentos), con otros más costumbristas, románticos y culinarios. En este sentido, el diseño de producción y la puesta en escena son muy sólidas. El cineasta maneja y coordina con eficacia la ambientación de época, y la iluminación cálida y la oscuridad precisa con ciertos toques de modernidad. Y es que Delicioso introduce la idea del producto de proximidad, la igualdad entre las personas y, por ende, el rol plural y profesional de la mujer con una naturalidad más ligera y suelta que en otras propuestas de los últimos años.

Ese aire y ritmo más orgánicos también se contagian a cómo filma las escenas de cocinado y emplatado. Con atractivo estético y que apelan al paladar, tampoco caen en un preciosismo hueco: tienen su tiempo de protagonismo medido y siempre incluyen la interacción de las manos que preparan, cortan, cuecen o moldean.

Si bien en esta película no hay nada que no sepamos que vaya a pasar, sí que destacan algunos juegos de ocultar información que animan la trama. A este respecto, la dirección de actores (otro punto fuerte de Bésnard) deja un camino de matices que humanizan más los roles de unos veteranos como Isabelle Carré y Grégory Gadebois.

Firma: Lourdes Domingo

ficha técnica

Director: Éric Besnard

Guionistas: Éric Besnard, Nicolas Boukhrief

Intérpretes: Benjamin Lavernhe, Grégory Gadebois, Guillaume De Tonquedec, Isabelle Carré, Patrick Chesnais

Género: Comedia, Drama

País: Bélgica, Francia

Fecha estreno: 05/01/2022

Lenguaje: Coloquial

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Valores

Francia, 1789. En los albores de la Revolución francesa, el prestigio de una casa noble depende sobre todo de la calidad de su mesa. Ante un incidente, el Duque de Chamfort despide a tu talentoso cocinero Manceron.

Manceron retorna a su pueblo con su hijo. Se dedica a hacer pan, pero ha perdido el gusto por la cocina. Un día, aparece Louise, una misteriosa mujer que insiste en ser su aprendiz.

Título original: Délicieux

País: Bélgica, Francia

Duración: 112’

Fecha producción: 2021

Distribuidora: A contracorriente films

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: