Bel canto: la última función

Bel canto: la última función

Análisis

Julianne Moore es una estrella sobre el escenario, acompañada por un multicultural reparto, en un relato que quiere condensar temas muy variados bajo una banda sonora excelente.


Paul Weitz presenta este film basado en la novela de Ann Patchett que intenta tratar varios temas a la vez entre las cuatro paredes de una mansión.

El relato se inicia enfocado en la música y, en concreto, en la cantante de ópera, pero el argumento pronto quedará interrumpido por el segundo gran tópico: un conflicto diplomático. Sin embargo, cuando empieza a parecer que la política es el asunto central de la cinta, se introduce una historia de amor sobre la que recae gran parte de la atención.

Esta pretensión de relacionar contenido tan diverso desemboca en una consideración un tanto superficial de grandes cuestiones y un final urgido que procura cerrar sin éxito todas las materias. Por un lado, el forzado romance es muy apresurado e intranscendente, debido al marco en el que se desarrolla. Por otro, a causa de que el foco va cambiando a lo largo de la narración y no se centra en el régimen, las negociaciones políticas se ven interceptadas por el acelerado desenlace. De esta manera, el largometraje no ahonda en el dilema de los guerrilleros ni en su denuncia a la dictadura.

De todas maneras, el excelente reparto junto con la puesta en escena y la música logran, en algunos momentos, pasar por encima de la trama. Julianne Moore, es impecablemente convincente como artista lírica y el elenco multicultural del que está rodeada hace un gran trabajo interpretativo. Asimismo, se puede apreciar la evolución de algunos personajes a lo largo del secuestro y, todo ello, coronado por una soberbia banda sonora.

La grandeza de la película reside, de alguna manera, en las escenas pequeñas, como las clases de inglés, las breves actuaciones de la soprano retenida o las conversaciones entre rehenes y secuestradores. Es ahí donde se aprecia la belleza de los detalles y se capta el cambio en los personajes.

Un contundente trabajo técnico se superpone a la caótica temática, que mantendrá en tensión a la audiencia hasta el final. Además, Bel canto: la última función realza el poder de la música incluso en circunstancias dificultosas.

Firma: Patricia Amat

ficha técnica

Director: Paul Weitz

Guionistas: Anthony Weintraub, Paul Weitz

Intérpretes: Julianne Moore, Ken Watanabe, Ryo Kase, Sebastian Koch

Género: Drama, Romántica, Thriller

País: EE.UU.

Fecha estreno: 22/03/2019

Lenguaje: Coloquial

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Hokosawa, un importante empresario japonés, quiere construir una fábrica en Sudamérica y viaja ahí para explorar el terreno. En un intento por convencerlo, el gobierno celebra una fiesta en su honor. Además del presidente, asistirá la famosa cantante de ópera Roxanne Coss, a quien Hokosawa aprecia mucho.

Durante la fiesta, un grupo guerrillero invade la mansión exigiendo la liberación de sus compañeros encarcelados. Se iniciarán las negociaciones con el gobierno y, durante el proceso, secuestradores y rehenes deberán convivir en la mansión.

Título original: Bel canto

País: EE.UU.

Duración: 100'

Fecha producción: 2018

Distribuidora: Diamond Films

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: