Paw Patrol: Todos a una

Análisis

Paw Patrol: Todos a una es un simpático plataformas orientado a los más peques. Solo la falta de variedad y la nula dificultad lastran el resultado final


La crítica del principiante

La Patrulla Canina ha conseguido un éxito sin precedentes. Sin ir más lejos, mi hijo tiene todos los muñecos, un edredón, cubiertos, vasos y hasta disfraces de sus personajes. Eso sí, faltaba el videojuego. Ahora llega a PS4 y Switch este título dirigido a los más pequeños.

Saltos y ladridos

Paw Patrol: Todos a una es un juego de plataformas clásico. El juego se estructura en 16 misiones en las que tenemos que saltar y sortear sencillos obstáculos. Para aportar algo de variedad, en cada nivel hay pequeños puzles, muy sencillos todos ellos (como colocar piezas en el lugar adecuado o superar un pequeño laberinto).

Como si de la misma serie se tratara, cada nivel comienza con una introducción en la que Ryder nos explica un problema que solo puede resolver La Patrulla Canina. A partir de ahí, dos cachorros son los elegidos para solucionarlo, por lo que se preparan y montan en sus respectivos vehículos para empezar la misión.

Acto seguido comienzan las mencionadas fases plataformeras, en las que controlamos a cada uno de los dos cachorros durante la mitad de las mismas. Por lo general, resultan muy sencillas y guiadas, con un desarrollo claramente enfocado a los más pequeños. De vez en cuando, cuando surge una complicación mayor, se nos da la posibilidad de pedir ayuda a otro compañero que, con su vehículo nos abrirá el camino (Rubble, por ejemplo, apartará piedras, Sky moverá troncos con su helicóptero…). Lo que aporta un mayor aliciente a cada fase son los muchos coleccionables que tiene: 200 huesos y 5 huellas doradas. De entre todos los niveles, destacamos los de vuelo y los submarinos, más originales que los demás.

Además, cada perrito tiene sus propias habilidades únicas, necesarias para avanzar. Marshall, por ejemplo, tiene una manguera con la que apagar fuegos o atravesar ciertos obstáculos. Chase usa su gran olfato para seguir un rastro. Rubble puede destruir piedras con su martillo percutor. Y así, cada uno de los ellos.

Divertido pero demasiado sencillo

Pese a que el juego está enfocado para el público infantil, rsulta demasiado básico y sencillo. No lo podemos comparar con producciones como los Lego o ningún Mario. Evidentemente, es un juego con menor presupuesto, pero debería ser más variado. Nos recuerda al primer Tadeo Jones de PS Vita: bonito pero muy sencillo. En la segunda parte, sin embargo, añadieron elementos que lo hacían mucho más completo.

Lo mejor:

La Patrulla Canina hecha videojuego.
Es ideal para los más pequeños.

Lo peor:

Muy poca variedad.
Excesivamente lineal y sencillo.

Conclusiones:

Paw Patrol: Todos a una es un simpático plataformas orientado a los pequeños de la casa (entre 4-6 años máximo) que refleja perfectamente el espíritu de la serie. El principal problema radica en que es excesivamente sencillo y muy poco variado. Sin embargo, es una opción muy interesante para estas Navidades.

ficha técnica

Género: Plataformas

Subgénero: Infantil

Plataformas: PS4

Fecha lanzamiento: 26/10/2018

Público

+3 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Una de las series infantiles más populares se convierte en videojuego. Y es que, los cachorros de la Patrulla Canina llegan a PS4 y Switch con un juego dirigido a los más pequeños. Así que, si tenéis niños en casa, estad muy atentos. Así es Paw Patrol: Todos a una.

Idiomas: Castellano

¿Juego en red?: 0

Número de jugadores: 1

Precio: 39,95€

Distribuidora: Namco Bandai

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: