La sonata del silencio

Análisis

La sonata del silencio relata, durante nueve capítulos, las adversidades que sufren diferentes familias durante la postguerra en un Madrid oscuro, acartonado y obsesionado por las apariencias. La serie se basa en la novela homónima de Paloma Sánchez-Garnica, donde la autora no disimula un enfoque feminista, anticlerical y manipulador que plasma con un estilo directo y explícito, pero habrá que esperar para emitir un veredicto sobre esta versión televisiva.

Es un hecho que Televisión Española tiene la mano rota en ficciones de época –exceptuando el tremendo lapsus de Águila Roja– y en esta serie vuelve a demostrar que si de algo sirve un inmenso archivo histórico, un inventario infinito de objetos y vestuario y un buen equipo de documentación y de postproducción es para adentrarnos en la época de la postguerra por la puerta grande.

Con una historia expropiada, los guionistas han sabido convertir en imágenes la oscuridad de unos años difíciles para algunos y confortables para otros. La sonata del silencio recoge más dramas que venturas y nos involucra en el egoísmo y los ademanes de los ricos para posarnos en la injusta tragedia de los pobres, consecuencia inevitable del orgullo de unos y otros.

Es clara la intención de la serie de poner en evidencia los defectos de la época (la moralina llega a molestar) y, justamente, este es también su mayor defecto. Ya se sabe –y no hace falta que nadie venga a recordárnoslo– que el mundo está poblado por buenos y malos, por honrados y corruptos, por cándidos y por astutos, y lo único que salva a esta ficción del estereotipo comúnmente aceptado es la escala de grises entre la que se mueven los personajes.

Sentimientos encontrados, secretos que nos ayudarán a entender algunas acciones y reacciones, situaciones límite y la falta de esperanza se mezclan con la generosidad, la autenticidad y la lucha por la supervivencia tanto física como moral. Nada es plano en este argumento que se prevé complejo y un poco “culebronesco”.

Personajes como el del juez Mauricio Canales (que defiende Fran Perea con inesperada soltura) añaden una nota de misterio y sorpresa para dar juego a una trama que corre el peligro de instalarse en la lágrima fácil, los desmanes y la tragedia. Veremos si lo consigue.

Firma: Mar Pons

ficha técnica

Género: Serie

Subgénero: Drama

Año: 2016

Cadena: La 1

Intérpretes: Claudia Traisac, Daniel Grao, Eduardo Noriega, Fran Perea, Lucía Jiménez, Marta Etura

Presentador: -

Público

+18 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Madrid, 1946. Marta Ribas es una mujer educada para destacar y para hacerse valer que se ve reprimida por una sociedad que quiere relegarla a ser la perfecta ama de casa. Pero las cosas no salen como estaban previstas y su marido, Antonio Montejano, acaba en la cárcel. Para solicitar ayuda, ella debe acudir al amigo del matrimonio, Rafael Figueroa, que fue en parte culpable del infortunio de Antonio.

Figueroa es el hombre perfecto para el Régimen, un notario con una familia de revista. Pero es todo pura fachada y, en su interior, Rafael guarda más de lo que puede confesar. Virtudes, la mujer de Rafael, el juez Mauricio Canales, Elena, la hija de los Montejano, y otros personajes completan este thriller de amores imposibles y de amistades mal entendidas que llevan a la tragedia.

Título original: La sonata del silencio

Creador: -

Director: Iñaki Peñafiel, Peris Romano

Guión: Anaïs Schaaff, Javier Olivares, Peris Romano, Rodolf Siera

Productora: José Frade P.C., RTVE, S.A.

Duración: 70'

País: España

Temporada: 1

Programación: Dm - 22.35 h.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: