The capture

Crítica The capture

Análisis

La verdad es difícil de distinguir en esta miniserie de suspense y conspiraciones donde la manipulación digital ofrece grandes reflexiones


Mientras el protagonista está viendo un vídeo en el que le acaban de grabar jugando con globos, ositos y con una niña, un agente del servicio secreto le dice: “Las grabaciones que tienes en tu mano ahora están intactas. Pero si mis chicos decidieran ponerse creativos, podrían convertirlas en imágenes que te perseguirían el resto tu vida”. ¿Somos capaces de imaginar lo que unos chicos malos pueden hacer con nuestras propias imágenes digitales? Esas que subimos a la red con excesiva simpleza, con cierta libertad trivial y sin dar al hecho ninguna importancia.

Hoy, confinados en nuestras casas por la pandemia, se ha vuelto a poner de moda la teoría de que hay una conspiración detrás de muchos acontecimientos. El posible esparcimiento de un virus junto a la presencia de las “fake news” hacen que cada vez sea más difícil reconocer dónde está la verdad.

The capture, también, ha recibido buenas críticas en The Telegraph, The Independent y en The Times, alcanzando mayor aprobación a medida que avanzan los capítulos. Al principio, la presencia de un suspense demasiado lento pone en peligro su valoración. Sin embargo, los dos últimos capítulos demuestran una gran destreza en el dominio del flashback, sin necesidad de carteles temporales ni de avisos, y de un gran ingenio para el thriller que te atrapa hasta el final.

Ben Chanan, escritor, guionista y director de esta miniserie nos vuelve a enfrentar a ese dilema casi inagotable: ¿qué es la verdad? Descubrirla nos encanta. Ser más listos, porque hemos descubierto la conspiración oculta nos encanta todavía más. Esta serie es cada vez más atrayente, porque consigue intrigarnos como lo hace un prestidigitador con sus trucos.

En este caso, el truco está en el vídeo y el interés crece cuando no somos capaces de asegurar qué es real. Hasta nos llevan a pensar que aquello que estamos viendo con nuestros propios ojos, es mentira. Es el mismo efecto que nos provoca la magia, la teoría de la conspiración o la sospecha de que nuestra propias imágenes puede ser manipuladas. Y eso da un poco de miedo. Un miedo que nos lleva a desconfiar de los buenos y de los malos, de los que dicen que lo hacen todo para favorecer la justicia, o de los que dicen que “corregir” la verdad, en realidad, no es malo, porque lo que hacen es “reconstruirla”.

La conspiración de la corrección de las imágenes audiovisuales nos recuerda la filípica que un político estadounidense proclama ante un ingenuo presentador de televisión, en la inolvidable sátira sobre la televisión de Sidney Lumet, Network, un mundo implacable: “¡Se ha entrometido usted con las fuerzas primitivas de la naturaleza! Usted es un viejo que solo piensa en términos de naciones y pueblos. Pero hoy ya no existen naciones, no existen pueblos, no existen terceros mundos, ni occidente. Existe solamente un vasto y salvaje entretejido, intercalado, multivariable y multinacional poder que determina la totalidad de la vida en este planeta. Ese es el orden natural de las cosas de hoy día. Un mundo perfecto, una ecuménica compañía asociada en la que la televisión cubrirá todas las necesidades, moderará todas las ansiedades, y donde se divertirá a los hombres, para que no se aburran”.

Un nuevo homenaje a la permanente conspiración que los poderosos llevan a cabo para conseguir sus fines, sean cuales sean los medios. Una manipulación que quiere corregir la falta de pruebas para alcanzar la verdad. Pero, en realidad, hay verdades más inexorables. Por ejemplo, que las mentiras siempre pasan factura.

Firma: Domingo Malmierca

ficha técnica

Género: Miniserie

Subgénero: Policíaca, Suspense

Año: 2019

Cadena: Amazon

Intérpretes: Ben Miles, Callum Turner, Holliday Grainger, Laura Haddock, Paul Ritter, Ron Perlman

Presentador: -

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Un soldado británico, Shaun Emery, es absuelto de un posible asesinato en la guerra de Afganistán gracias a la demostración de graves errores en la captura de las imágenes audiovisuales del hecho. Pero, inmediatamente después, vuelve a ser inculpado en un nuevo crimen, según demuestran las imágenes de otro vídeo grabado en las calles de Londres.

Rachel Carey, recientemente ascendida a detective inspectora en el comando de homicidios y delitos graves, debe arrestar y encontrar pruebas para acusarle, pues las imágenes de vídeo no suelen ser suficientes. El problema se complica cuando la grabación audiovisual comienza a ser nuevamente la protagonista de la historia.

El soldado Emery reclama violentamente su inocencia y la inspectora se sumerge en una compleja conspiración que pone en duda, no solo la participación de Emery sino la validez de las imágenes de otros casos en los que intervienen, conjuntamente, las fuerzas de seguridad estadounidenses y británicas.

Título original: The Capture

Creador: -

Director: Ben Chanan

Guión: Ben Chanan

Productora: BBC One, Heyday Television, NBC Universal Television

Duración: 60'

País: Reino Unido

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies