Ridley Jones, la guardiana del museo

Crítica Ridley Jones

Análisis

Un exponente de las prioridades actuales: adoctrinamiento, ideologías y una desorbitada importancia a los edictos del corazón.


Esta animación que ofrece Netflix ha saltado a las redes sociales por la conversación de un bisonte en la que se declaraba no binario y pedía la utilización del pronombre elle. Lo cierto es que era algo que se espera desde el primer episodio. En él, durante una conversación pasajera, el bisonte Fred (que es hembra pero se refieren a él en masculino) comenta que en realidad sus padres le pusieron el nombre de Winifred, pero que se siente más cómodo con el de Fred porque “parece más apropiado para un bisonte grande y duro”. Además, tardamos muy poco tiempo en conocer que la princesa momia tiene dos padres.

Existen también otros indicios para que no sorprenda lo que ocurre en el capítulo ocho de la primera temporada. Por un lado, si se observa el diseño de personajes, descubrimos un feminismo cargado de masculinidad y viceversa. Por otro, la paleta de colores es abrumadoramente LGTB. Y, para acabar, sobreabundan los mensajes en los que se predica que el corazón es lo que debe guiar nuestra vida.

Por tanto, lo que en realidad parece una serie de aventuras y amistad se convierte, poco a poco, en un escaparate de esas ideologías que muestran a los más pequeños las inconsistencias de un mundo adulto creado a base de eslóganes. Por supuesto, destaca la manipulación sobre la identidad sexual que pretende crear un clima de natural aceptación entre la infancia. No obstante, esto viene acompañado de una filosofía de vida poco veraz e insensata.

Consignas sobre dejarse llevar, hacer pensar que en la vida todo se consigue a base de esfuerzo y compañía, que los fracasos no existen, que la superación siempre llega y que el sentimiento es la brújula de la felicidad rebosan en cada una de las aventuras de Ridley y sus amigos. Y, todo ello, en una animación que se presenta como algo tierno, aventurero, imaginativo y musical.

Al final, quizá ha sido una suerte que la conversación saliera a flote, así podemos descubrir lo poco adecuados que son estos dibujos en su conjunto sentimentaloide y manipulador. Y no nos confundamos, no es cuestión de proponer series realistas y tristes, pero sí de dar herramientas a la pequeña audiencia para que puedan enfrentarse al futuro con capacidad de discernir entre el querer, el poder y el deber.

Firma: Mar Pons

ficha técnica

Género: Animación

Subgénero: 3D

Año: 2021

Cadena: Netflix

Intérpretes: -

Presentador: -

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Ridley es la guardiana de un museo muy especial. Allí, las criaturas que forman parte de la exposición cobran vida durante la noche. La misión de la pequeña Rindey es proteger el secreto y hacer todo lo posible para que el museo nunca cierre. Suerte que cuenta con la ayuda de sus inseparables amigos y, como no, de algunos poderes especiales.

Título original: Ridley Jones

Creador: Chris Nee

Director: -

Guión: Chris Nee

Productora: Brown Bag Films, Laughing Wild

Duración: 30'

País: EE.UU.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies