Muerte en Salisbury

Crítica Muerte en Sallisbury

Análisis

Saul Dibb dirige cuatro capítulos muy bien documentados acerca de los envenenamientos de Salisbury, con grandes interpretaciones que ayudan a dar el toque dramático para alejar al producto del género documental.


Movistar+ ofrece en esta miniserie de cuatro episodios un relato histórico sobre los envenenamientos que tuvieron lugar en Salisbury en 2018. Y lo hace de manera veraz y detallada gracias, en gran parte, a que los guionistas, Adam Patterson y Declan Lawn, son respectivamente fotoperiodista y reportero. Ambos han realizado un gran trabajo de documentación que refleja con precisión un suceso bastante cercano al estreno del producto.

La expansión del agente nervioso “novichok” abrió una investigación acerca de un intento de asesinato, pero el director ha preferido no centrar la atención en la trama de espionaje sino en la tragedia que vivieron los ciudadanos. Los episodios son un homenaje a todas aquellas personas que se movilizaron ante la crisis pero quedaron a la sombra debido al conflicto político. Este enfoque es particularmente interesante porque descubre todas esas historias alrededor de la intoxicación que nunca se contaron.   

Una de las virtudes más destacables de este título es el equilibrio que se logra entre el realismo y el drama, que permite que el espectador se informe a la vez que disfruta con una serie. Probablemente, la audiencia que conozca lo acontecido no percibirá ningún suspense, pero, aún así, funciona como entretenimiento.

Es verdad que, si se busca terror e intriga, no es la propuesta más adecuada debido a su lento inicio y su falta de ritmo por momentos. Pero sí incluye circunstancias sobrecogedoras, especialmente por su parecido con la pandemia del coronavirus. Sin embargo, es una producción optimista que muestra cómo los habitantes de la ciudad reaccionaron para combatir el peligro y su eficacia para llegar a una solución.

Quizá Muerte en Salisbury no sea el mejor thriller, pero sí despierta curiosidad por descubrir al público menos enterado un incidente reciente y estremecedor. Además, es un acierto que no lo haga de manera oscura y morbosa, sino dando protagonismo a aquellas figuras que en su momento pasaron desapercibidas a pesar de su heroísmo, como Tracy Daszkiewicz (antigua directora de Salud Pública del condado), Nick Bailey (inspector de policía) o Dawn Sturgess (madre de tres hijos, víctima del agente nervioso), tres personajes muy bien caracterizados e interpretados.

Firma: Patricia Amat

ficha técnica

Género: Miniserie

Subgénero: Drama, Thriller

Año: 2020

Cadena: Movistar+

Intérpretes: Annabel Scholey, Anne-Marie Duff, Darren Boyd, Johnny Harris, MyAnna Buring, Rafe Spall

Presentador: -

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

En marzo de 2018, Sergei Skripal y su hija fueron envenenados con un agente nervioso llamado “novichok”. Eso produjo una reacción en cadena de intoxicaciones en la ciudad de Salisbury, lo que sumió a la población en una situación de alerta extrema. Los ciudadanos tuvieron que movilizarse para evitar la expansión de la contaminación y, a la vez, para investigar el intento de asesinato de un exespía ruso.

Título original: The Salisbury poisonings

Creador: -

Director: Saul Dibb

Guión: Adam Patterson, Declan Lawn

Productora: BBC, Dancing Ledge Productions

Duración: 45’

País: Reino Unido

Temporada: 1

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: