Una nueva amiga

Análisis

François Ozon, el alumno aventajado y autoconsiderado enfant terrible del cine francés, vuelve a demostrar en esta producción su maestría para entender y utilizar el lenguaje cinematográfico a la vez que su particular, turbadora y empequeñecida visión del género humano.

Basándose muy libremente en un relato de Ruth Rendell que él mismo adapta, Ozon nos cuenta una historia oscura y compleja que pretende explorar los aspectos más ocultos y perturbadores de la sexualidad y las relaciones humanas siempre dominadas, según Ozon, por las pasiones caprichosas e irrefrenables, el caos afectivo y la ambigüedad en los deseos y tendencias. Este es un mundo en el que Ozon se encuentra cómodo y que le permite jugar a la transgresión pornográfica con la intención, supongo, casi inocente a estas alturas, de escandalizar a un público que, por desgracia o por suerte, ya ha visto de todo. No obstante, son temas de demasiado calado como para hacer algo lúdico con ellos, por lo que el realizador acaba enredándose en su propia confusión y tropieza, inevitablemente, estropeando su propio planteamiento.

La primera media hora de película la podríamos calificar incluso de sublime. Ozon sabe planificar, jugar con el color y utilizar los sonidos para componer unas escenas claras y complejas a la vez, mostrando al espectador diferentes tiempos en un solo plano. Mediante sueños y flash-backs, mezclados con cuidado y sobriedad, nos introduce en el mundo Claire y David apostando, en un principio, por la sutileza en la descripción de su drama, de su dolor y de sus íntimos deseos.

Pero el afán transgresor y panfletario de Ozon coge carrerilla y torpedea su propia producción que acaba machacando, sin dejar heridos ni prisioneros (baste pensar en Gilles, el marido de Claire) todo intento de cine intelectual, bello y humano.

El film va ganado en vergüenza ajena conforme comienza a meter en la coctelera escenas de zafia y explícita pornografía con otras muy cercanas al sentimentalismo de las comedias románticas estadounidenses (como en la escena del club Amazon, con su casposo cabaret y su canción melódica entre arreboladas miradas que llenarían de orgullo a Nicholas Sparks). Y todo para concluir la película con un convencional y bochornoso epílogo final («7 años después») al más puro estilo de telefilm de fin de semana.

Firma: Esther Rodríguez

ficha técnica

Director: François Ozon

Guionistas: François Ozon

Intérpretes: Anaïs Demoustier, Isild Le Besco, Raphaël Personnaz, Romain Duris

Género: Drama

País: Francia

Fecha estreno: 15/05/2015

Lenguaje: Coloquial

Público

+18 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

La muerte de Laura al poco de dar a luz deja sumidos en una profunda tristeza a Claire, su amiga íntima desde la infancia, y a su marido David. Sin embargo, la secreta afición de este último a vestirse de mujer les hará retomar, poco a poco, la ilusión por la vida.

Título original: Une nouvelle amie

País: Francia

Duración: 105'

Fecha producción: 2014

Distribuidora: Golem distribución

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: