La leyenda de Tarzán

Análisis

De la mano del director inglés David Yates (responsable de varios títulos de la saga de Harry Potter), llega esta historia que pretende rescatar el esplendor de un clásico del siglo pasado. El actor sueco Alexander Skarsgård es el rostro de esta nueva versión del héroe blanco y musculoso que vela por el bienestar de su tierra natal, el esclavizado continente negro.

La historia de Edgar Rice Burroughs, que ha sido ya hábilmente trasladada a la pequeña y gran pantalla –con más o menos fidelidad según la propuesta–, en esta ocasión no desprende novedades significativas. Quizá La leyenda de Tarzán tiene un regusto a las adaptaciones que Christopher Nolan hizo de Batman, al sacar el lado más oscuro de su protagonista y enfrentarlo a sus traumas no resueltos. Pero este film no llega a la negrura del hombre murciélago. Más bien, la historia –que incluye flashbacks para ubicar al espectador sobre las motivaciones de los protagonistas– se debate entre el cine familiar y el adulto. A lo mejor es esa ambigüedad lo que resta fuerza a esta historia que se queda en el mero pasatiempo.

Lejos de conseguir la excelencia en la combinación de imágenes reales con las de creación digital, cabe afirmar que no se echan de menos escenas selváticas ni la oportuna participación del mundo animal. En este sentido, la dualidad del protagonista –entre su parte animal y racional– se zanja en una inevitable apuesta por el valor y la justicia. Tampoco el argumento carece del atractivo necesario para configurar un relato básicamente entretenido y poseedor de un buen ritmo narrativo, que combina con equilibrio la acción, el drama y el romanticismo.

No cabe dar muchas más vueltas a esta cinta que recurre al clásico enfrentamiento del héroe contra el villano –en este caso también bastante perturbado– y en la que, como resultado evidente, el bien acaba por imponerse al mal.

Advertimos que, a pesar de la trayectoria de este personaje y de su calificación oficial (+7), La leyenda de Tarzán no es una oferta infantil. La revisión que hace del pasado dramático de su protagonista, las representaciones del odio y la violencia, incluso su arquitectura narrativa pueden aburrir, asustar, confundir –o, simplemente, no interesar– a los más pequeños. Y, aunque sirve para rellenar el ocio estival de jóvenes y adultos, este título de Yates no posee el suficiente atractivo para convertirse en un estreno imprescindible.

Firma: Mar Pons

ficha técnica

Director: David Yates

Guionistas: Adam Cozad, Craig Brewer, John Collee, Stuart Beattie

Intérpretes: Alexander Skarsgard, Christoph Waltz, Djimon Hounsou, John Hurt, Margot Robbie, Samuel L. Jackson

Género: Aventuras

País: EE.UU.

Fecha estreno: 22/07/2016

Lenguaje: Coloquial

Público

+12 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Han pasado años desde que el hombre una vez conocido como Tarzán dejara atrás las junglas de África para vivir una vida burguesa como John Clayton III, Lord Greystoke, con su amada esposa, Jane, a su lado. Y ahora, le han invitado a volver al Congo para servir como emisario comercial del Parlamento.

Será George Washington Williams –un emisario del gobierno americano– quién convenza a John para averiguar lo que realmente están haciendo los colonos ingleses en el Congo. Ambos desconocen que, en esta invitación, Tarzán es un peón en una terrible encrucijada de avaricia y venganza planeada por el Capitán belga Leon Rom. Pero los que están detrás de la trama homicida no tienen ni idea de lo que están a punto de desencadenar.

Título original: The legend of Tarzan

País: EE.UU.

Duración: 110'

Fecha producción: 2016

Distribuidora: Warner Bros

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: