Frankenweenie

Análisis

Desde hace más de veinte años Tim Burton ocupa un destacado lugar en la historia del cine. Regularmente nos hace partícipes de su personal y original universo mediante una serie de films que, a pesar de no mantener el mismo nivel de calidad, son siempre una apuesta segura en cuanto a creatividad y originalidad.

En esta ocasión, convierte en largometraje un corto que él mismo rodó en 1984 con personajes de carne y hueso y que tiene un marcado carácter autobiográfico, a pesar de tratarse de un cuento gótico basado en la ya conocida historia de Frankenstein.

Para realizarla, Burton ha utilizado una laboriosa técnica de animación fotograma a fotograma, llamada stop-motion, que conlleva tener que mover las pequeñas marionetas que protagonizan el film 24 veces para lograr un solo segundo de película, logrando así que parezcan tan vivas como los muñecos de la animación tradicional. Es, por tanto, además de una prodigiosa obra de arte, una ingente labor de equipo y demuestra también la atención y el cuidado con el que el director se propuso contar esta historia. Todos los decorados y el vestuario están hechos a mano, con una enorme minuciosidad y en una escala diminuta que luego la cámara se encarga de ampliar.

El guión no depara grandes sorpresas al espectador, ya que toda la historia, que funciona con la exactitud de un reloj suizo, sigue el esquema y los giros habituales del cine más clásico. La banda sonora de Danny Elfman, colaborador habitual de Burton en películas como Big Fish, La novia cadáver o Pesadilla antes de Navidad, que incluye la participación de  cantantes como Karen O, Robert Smith, líder de The Cure, refuerza con eficacia el ritmo trepidante y ágil que se le ha querido imprimir al relato.

Aunque es una película sin las complejidades argumentales de otras de Tim Burton, es su más maravilloso y sentido homenaje al cine de monstruos, con guiños que harán las delicias de los más cinéfilos y referencias más a menos camufladas a Drácula, La novia de Frankenstein, los Gremlins, Godzilla y otros personajes míticos del género. Lo mejor de todo es que no hace falta estar familiarizado con ninguno de esos personajes para disfrutar por entero de Frankenweenie. Y que la propuesta sea en blanco y negro, al igual que Ed Wood, film que Burton dedicó al llamado peor director de la historia del cine, refuerza visualmente el parentesco con las primeras películas de terror.

Víctor, alter ego de Tim Burton, quien también tuvo un perro al que adoraba cuando era pequeño y al que llamaba Pepe, es probablemente el menos inadaptado de los protagonistas que nos ha ofrecido en sus películas. Los divertidos y espeluznantes compañeros de clase de Víctor (dos de ellos, por cierto, bastante parecidos a Boris Karloff y Peter Lorre), los profesores con sus peculiaridades (inmenso el personaje de Mr. Rzykruski, con algunos rasgos de Vincent Price, actor de películas de terror de bajo presupuesto, sin el que la película perdería gran parte de su encanto) y el bueno de Sparky (un amigo más que una mascota para el solitario niño) hacen que el film sea también un homenaje a sus recuerdos de infancia, y componen un mosaico lo suficientemente complejo y entretenido como para poder olvidar la linealidad de la historia.

Este Frankenstein para niños es una película sencilla pero no simplista, en la que la muerte se afronta de manera sensata y sin muchos aspavientos y en la que los límites de la ciencia quedan aún más claros que en el relato de Mary Shelley. Se aprovecha de paso para ofrecer además una bella lección sobre la pasión por el saber, que ha de buscarse no sólo con las fuerzas de la inteligencia sino también con la ilusión de hacer lo mejor, y se deja muy claro, sobre todo al final, lo fabuloso que es tener unos padres que te quieren aunque no acaben de entenderte del todo

A pesar de lo macabro e inapropiado que pueda parecer el tema para los más pequeños, lo más seguro es que lo pasen en grande con sustos a su medida, no mucho más inquietantes y terroríficos que los que propinan otras historias de Disney.

Firma: Esther Rodríguez

Extras DVD:

  • Audio: español, inglés
  • Subtítulos: español, inglés, portugués, griego, croata, hebreo, esloveno, ingles para sordos
  • Frankenweenie:recorriendo la exposición
  • Vídeo musical Pet Sematary de Plain White T’s

ficha técnica

Director: Tim Burton

Guionistas: John August

Intérpretes: -

Género: -

País: EE.UU.

Fecha estreno: 11/10/2012

Lenguaje: Coloquial

Público

+7 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Víctor Frankenstein es un niño de 10 años apasionado por la ciencia. Le gusta aislarse del mundo y hacer experimentos de todo tipo en su original taller, disfrutando tan sólo de la compañía de su perro Sparky.

Pero un día éste fallece y Víctor decide devolverle a la vida aprovechando sus conocimientos científicos. Tras conseguirlo, tiene muy claro que debe mantener a Sparky en secreto pero el perro se escapa y este hecho revolucionará la vida de Víctor, de su familia y de sus amigos y profesores.

Título original: Frankenweenie

País: EE.UU.

Duración: 87'

Fecha producción: 2012

Distribuidora: Disney

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: