Focus

Análisis

El tándem de realizadores Ficarra-Requa prueba suerte ahora en el cine con una película sobre estafadores y rateros profesionales que se mueven en la segunda división del timo, categoría no excesivamente brillante pero siempre estimulante y bastante rentable.

Estos films basados en el engaño suelen ser, también ellos, rentables aunque no lleguen, ni en fondo ni en forma al nivel de El golpe, por citar el más emblemático. Focus no es ninguna excepción y, a pesar de sus muchas limitaciones, ofrece entretenimiento suficiente y consigue mantener la tensión en todo momento, no sólo en la espera del truco final.

En esta película, hay elementos que llaman positivamente la atención, a pesar de que no son originales ni tienen excesiva calidad. Su división en tres partes muy claras, correspondientes a tres escenarios distintos (Nueva York, Nueva Orleans y Buenos Aires) renueva el interés y le da un toque de glamour diferente en cada ocasión. Algunos movimientos de cámara, como los de la primera conversación de Nueva York, resultan curiosos y la coreografía del robo en las calles de Nueva Orleans es ágil y tiene mucha gracia.

Sin embargo, el guión, en general, flojea demasiado. Han querido mezclar muchas cosas y no han sabido encontrar el equilibrio entre ellas. La intriga está garantizada, aunque dejen cabos sueltos que no acaban de convencer, pero a la historia romántica, gran baza del film, le falta hondura ya que lo basan todo en los encuentros sexuales que, unidos al desconcierto de los continuos engaños, nos impiden implicarnos emocionalmente en la trama de amor.

La película intenta también, como ya hemos dicho, enlazar con ciertos ladrones de guante blanco y de exquisitos gustos y modales; al estilo del Cary Grant de Atrapa un ladrón. Sin embargo, del lado cómico, que también han querido incluir, se encarga un personaje simpático pero rotundamente soez y obsceno, con lo que se carga el tono elegante que se quería conseguir.

Focus, no obstante, deja buen sabor de boca. Quizá sorprenda más a los cinéfilos veteranos que, por ir de listillos, pasamos toda la película buscando el truco y, al final, nos sorprende el hecho de que pasen menos cosas de las que sospechábamos en nuestro afán de no vernos engañados. Pasa lo que tiene que pasar, ni más menos y, además, nos despide con un bonito discurso sobre la necesidad de que el amor vaya de la mano de la sinceridad y de la honradez de vida. Ahí es nada.

Firma: Esther Rodríguez

ficha técnica

Director: Glenn Ficarra, John Requa

Guionistas: Glenn Ficarra, John Requa

Intérpretes: BD Wong, Gerald McRaney, Margot Robbie, Rodrigo Santoro, Will Smith

Género: Thriller

País: EE.UU.

Fecha estreno: 27/03/2015

Lenguaje: Vulgar

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

En el restaurante de un lujoso hotel, Nicky conoce a Jess, una atractiva joven que quiere estafarle. Como él es un timador profesional, la descubre y acaba enseñándole algunos trucos básicos. A pesar de negarse a contratarla para futuros trabajos, Jess no perderá la esperanza de conseguir ser su compinche en alguna estafa importante. La celebración de la Super Bowl en Nueva Orleans puede ser un buen momento para ello.

Título original: Focus

País: EE.UU.

Duración: 104'

Fecha producción: 2015

Distribuidora: Warner Bros

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: