El maestro del agua

Análisis

Dolor, pérdida, reconciliación, culpa, familia, amores interculturales, contextos históricos y muchos mensajes de cada uno de estos temas embotan las casi dos horas del estreno de Russell Crowe como director. No sabemos si vendrán más títulos bajo su tutela; lo que está claro es que en este ha querido ser un alumno aventajado. Eso sí, a pesar de los múltiples problemas del film (empezando por un cuestionable guión), al menos, no se ha pasado de listo y críptico como Ryan Gosling en Lost river, otro actor que también debutó en 2014 como director.

Crowe ha entregado la historia a Andrew Anastasios, un griego que emigró a Australia y que coescribió el libro que inspira la película, a su vez, basándose en algunos hechos reales. Otro Andrew (Knight), un conocido y prolífico productor y guionista televiso en las antípodas, le ayuda en esa adaptación del texto a la gran pantalla. En él, hay un déficit de contención emocional y un superávit de datos revelados con poca capacidad de sugerencia. Los contextos y porqués de cada personaje se deslizan con la facilidad y evidencia del culebrón y eso resta atractivo y fuerza al conjunto del film.

En este sentido, el trabajo de la dirección y montaje también presenta unas cuantas fisuras que revelan una narración amateur: muy apresurada a veces, en los rótulos o en los fundidos y encadenados; y muy premiosa en casi todos los pasajes melodramáticos. Al mismo tiempo, ese tono episódico de ensoñación y casi mágica intuición del protagonista no acaba de cuajar con los también episódicos tonos realista y romántico. Podría añadirse a esta lista, que ataca la verosimilitud de la experiencia en la sala de cine, el paso epidérmico, tramposo y algo confuso que se hace por la trascendencia en la vida de algunos de sus protagonistas.

Todas esas piezas se mueven sin conjugarse al unísono en el tablero del film junto a un intenso amor por el exotismo y la fotografía subrayada, que embellecen sin pudor la pantalla. A Russell Crowe no le faltan buenas intenciones en las grandes cuestiones que aborda en El maestro del agua, en especial en la relación paterno-filial, que une a personas meses antes enemigas y ahora bajo el mismo bando, el de seres humanos.

Sin embargo, su propuesta flojea por unos cuantos frentes, que tampoco permiten un especial lucimiento de sus actores, encerrados en un vaivén de argumentos, tonos y giros algo fáciles. Eso sí, el hecho de que Crowe haya apostado por un tipo de relato más clásico y algo épico le permitirá llegar a ese espectador que busca historias insólitas, emociones intensas y algo de realismo, con pocas preocupaciones por los ribetes del guión o dirección.

Firma: Lourdes Domingo

ficha técnica

Director: Russell Crowe

Guionistas: Andrew Anastasios, Andrew Knight

Intérpretes: Cem Yilmaz, Dylan Georgiades, Olga Kurylenko, Russell Crowe, Ryan Corr, Yilmaz Erdogan

Género: Drama

País: Australia, EE.UU., Turquía

Fecha estreno: 24/04/2015

Lenguaje: Coloquial

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Connor es un padre australiano que ha perdido a tres hijos en la batalla de Gallipoli. Cuatro años después del suceso, se embarca camino a Turquía para buscar sus tumbas y llevar sus cuerpos de vuelta a casa. Allí encontrará trabas, sorpresas y una cultura distinta, así como las heridas de una guerra y los deseos de entendimiento.

Título original: The water diviner

País: Australia, EE.UU., Turquía

Duración: 111'

Fecha producción: 2014

Distribuidora: Entertainment One

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: