El libro de la selva

Crítica El libro de la selva

Análisis

El polifacético actor, director, guionista y productor Jon Favreau (Iron Man, Chef) dirige esta nueva adaptación del libro de Rudyard Kipling y lo hace tomando como fuente de inspiración el popular clásico animado de Disney. Después de 49 años, este se reafirma como sólido referente, relegando incluso la primera versión de acción real de 1942.

El remake nos cuenta la historia de siempre, también con personajes de carne y hueso, aunque en realidad sólo responda a ello el joven Neel Sethi en el papel de Mowgli. El uso de la técnica digital es impecable en la recreación, muy realista, tanto del entorno natural como de las diversas especies animales: es un verdadero espectáculo visual, casi parece un documental en alta definición de National Geographic.
Lo que no alcanza a convencer es la historia. El conflicto inicial del niño-lobo no es lo suficientemente fuerte como para mantener el peso argumental de una película de aventuras. Y, por consiguiente, la motivación e interés del espectador decaen a la vez que la narración.

La producción de dibujos animados sigue presente en nuestra memoria e inconscientemente esperamos, escena tras escena, que la música y el baile se apoderen de la selva al ritmo que tan bien conocemos. Algunas de las míticas canciones aparecen tímida y puntualmente, un poco a presión, aunque la tonadilla principal se integra orgánicamente en la música de fondo.

Es cierto que el punto de partida de una y otra película –y el público al que se dirigen– son distintos, pero la del 1967 resulta mucho más eficaz como relato cinematográfico. Esta vez, El libro de la selva adquiere una atmosfera más oscura y dramática y unos personajes a tamaño ampliado imponentes, sobre todo por el verdaderamente espeluznante Shere Khan, la avalancha de búfalos o el ataque de la gigantesca bestia en que han convertido al Rey Louie.

La nueva versión traza varios paralelismos –visuales, reconocibles en varios planos, y argumentales– con la previa ya mencionada, pero sin éxito. Al final, la huida de Mowgli por la selva se convierte en una serie de capítulos aislados que le restan linealidad a la histori y en los que el protagonista coincide con los distintos personajes. De hecho, esos protagonistas lo son de una acción que no explica nada y está suplida por los diálogos cansinos y chirriantes de los animales parlantes (como inevitable recurso narrativo). Además, se pierde la inocente personificación de los animales, mucho más eficaz a través de los dibujos animados.

En definitiva, el cuento universal consigue vestirse de tecnología puntera combinando los elementos básicos de la historia Disney. No obstante, pierde su magia y sutilidad por el camino.

Firma: Begoña Arribas

ficha técnica

Director: Jon Favreau

Guionistas: Justin Marks

Intérpretes: Alexandra Roach, Charlize Theron, Chris Hemsworth, Emily Blunt, Jessica Chastain, Nick Frost, Rob Brydon, Sheridan Smith

Género: Aventuras

País: EE.UU.

Fecha estreno: 15/04/2016

Lenguaje: Coloquial

Público

+7 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

La vida de Mowgli, un cachorro humano criado por una familia de lobos, corre peligro. Con la llegada del temible Shere Khan, la selva deja de ser un hogar seguro para el chico. Así que no le queda más remedio que emprender un fascinante viaje acompañado de la siempre fiel pantera Bagheera y del alegre oso Baloo. Por el camino, Mowgli se cruzará con extrañas criaturas de la selva, hasta que llegue a afrontar su destino.

Título original: The jungle book

País: EE.UU.

Duración: 105'

Fecha producción: 2016

Distribuidora: Disney

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: