El hombre de acero

Análisis

El esperado retorno de uno de los superhéroes más valorados y estimados en el cómic, también en cine y con importantes secuelas televisivas, llega en un verano sin Batman ni Spider-man y con un Iron man 3 ya algo lejos en la cartelera.

Huérfano de saga, Christopher Nolan se hizo con el libreto de esta nueva franquicia, además de ocupar tareas de producción, y para ello reclutó a su compañero de escritura en las historias del caballero oscuro, David S. Goyer, también autor de otros grandes éxitos del género como la saga Blade o Jumper.

La presencia del cineasta británico se nota en diversos aspectos de las tramas. Nolan intenta imprimir su ya habitual perspectiva compleja, adulta y algo meditativa sobre argumentos fantásticos, en los que acostumbra a romper las coordenadas espacio-temporales, a través flashbacks y deconstrucciones arquitectónicas; estas últimas muy vinculadas en El hombre de acero con el imaginario colectivo del 11 de septiembre.

Sin embargo, la estrategia no ha resultado tan brillante como en sus otras producciones. Hay cierto tono grave en el planteamiento –la némesis de Superman es ahora un celoso militar que quiere preservar su raza para que domine sobre las demás-, que no sólo se reduce a este terreno de resonancias nacionalsocialistas. Nolan y Goyer abordan la cuestión de la selección genética (con un vocabulario y trasfondo muy cercano a Gattaca de Andrew Niccol), que aporta una ingeniosa actualización del mito de DC Comics. Política, historia, ciencia y ética, tienen en todos esos aspectos su papel.

No obstante, el film de Zack Snyder también otorga un gran protagonismo a la iconografía y referencias religiosas. Más mesiánico que nunca, desde la cuna hasta los ecos de su consciencia, Jor-El instruye a su hijo en el sentido misional de su existencia. Estar hecho para algo más alto, se catalizador del bien entre los hombres, empezar a hacer públicos sus poderes a los 33 años, así como otros rasgos revelan su analogía cristológica, reforzada por la escena de la iglesia, pero sobre todo por el motivo visual levitatorio y con brazos extendidos de su protagonista.

Zack Snyder deja atrás los tonos oscuros y algo estrambóticos de 300, Watchmen o Sucker punch, aunque sí mantiene una iluminación similar en las secuencias de Krypton. Su manejo de las escenas de acción es bastante elogiable, aunque éstas se alargan sin justificación y abundan en luchas feroces que sí se hacen eco de momentos ya vistos en la filmografía de este director.

Con más promesas que realidad, esta revisión de los personajes creados por Jerry Siegel y Joe Shuster en 1939 se queda a medio camino. Es una versión digna, entretenida para muchos espectadores y muy lograda en el terreno visual, pero algo lejana del concepto de franquicia que quizá se esperaba. Por eso, incluso puede resultar, en algún pasaje o en su conjunto, decepcionante para los que deseaban un relato con más densidad dramática de principio a, sobre todo, fin.

Firma: Lourdes Domingo

ficha técnica

Director: Zack Snyder

Guionistas: Christopher Nolan, David S. Goyer

Intérpretes: Amy Adams, Diane Lane, Henry Cavill, Kevin Costner, Laurence Fishburne, Michael Shannon, Russell Crowe

Género: -

País: EE.UU.

Fecha estreno: 21/06/2013

Lenguaje: Coloquial

Público

+12 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Valores

Tras una subversión militar, el planeta Krypton está a punto de destruirse. Para salvaguardar su continuidad y, sobre todo, la de su hijo, Jor-El le envía a la Tierra. Allí, Kal-El, ahora Clark, crece junto a unos padres adoptivos que, en todo momento, procuran que sus poderes no salgan a la luz hasta el momento que sea preciso. Ahora, cuando los supervivientes kryptonitas, el general Zod y sus aledaños, pretenden hacerse con la Tierra y con Kal-El, Clark Kent pasa a la acción.

Título original: Man of steel

País: EE.UU.

Duración: 143'

Fecha producción: 2013

Distribuidora: Warner Bros

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: