El Congreso

Análisis

El problema de El Congreso es que son dos películas distintas, que no encajan entre sí y con una diferencia abismal de calidad entre ellas.

La primera parte es una potente historia acerca del drama personal de una actriz que debe hacer frente a su edad, a su pasado profesionalmente errático y a su papel de madre de dos hijos, uno de ellos aquejado de una enfermedad poco común. El trabajo de Robin Wright, en una valiente interpretación de sí misma, es soberbio y difícilmente superable. Es capaz de mantener unos intensos primeros planos y de cambiar de registro de modo sutil y muy creíble.

Su personaje debe enfrentarse a la dura decisión que le plantean los estudios con la frialdad de los que están acostumbrados a manejar a las personas como meros instrumentos. Asistimos, entonces, a unos interesantes diálogos sobre el cine en sí mismo, el espectáculo, el papel que juegan en el proceso de creación los guionistas, productores y directores, el futuro de la profesión, etc. bastante deprimente, pero realista y esclarecedor.

En toda esta primera “película”, la presencia de Harvey Keitel interpretando al agente de Robin Wright le da más peso aún si cabe a la narración y ayuda a hacerla más profunda y verosímil, con mención especial a la escena memorable en la que están escaneando a la actriz.

Sus hijos, su peculiar vivienda al lado de un aeropuerto, las cometas, el médico encarnado en Paul Giamatti… todo son aciertos a la hora de crear un relato intenso y profundamente cinematográfico, tanto en el fondo como en la forma.

Y todo desaparece en la segunda mitad de El Congreso. Parece ser que esta parte final era el objetivo principal de Ari Folman, director y guionista, ya que se propuso llevar al cine Congreso de futurología, una novela de ciencia-ficción del polaco Stanislaw Lem (autor de Solaris). En ella se plantean los efectos del uso y abuso de fármacos como método de alejarse de la realidad, lo que podría considerarse una metáfora del cine como evasión. La introducción que Folman ha ideado para llegar al Congreso (la historia previa de Robin Wright) no tiene continuidad coherente una vez ha comenzado el citado Congreso y se ha destapado una psicodélica película de animación repleta de iconos artísticos, pero incomprensible, deprimente y caótica.

El parecido con Matrix se va haciendo más evidente. Sin embargo, la postura clara que la película de los Wachowski hacía en favor de la verdad no parece estar presente en la de Folman, que se muestra víctima de los mismo fármacos alucinógenos que han tomado los congresistas y solo deja tras de sí una colorista explosión de imaginación y una sensación de lástima y nostalgia al recordar la brillante primera mitad de la película.

Firma: Esther Rodríguez

ficha técnica

Director: Ari Folman

Guionistas: Ari Folman

Intérpretes: Danny Huston, Harvey Keitel, Paul Giamatti

Género: Drama

País: Israel

Fecha estreno: 29/08/2014

Lenguaje: Coloquial

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Robin Wright, la mítica protagonista de La Princesa Prometida, es ya una actriz madura que no ha tenido suerte con la mayoría de los papeles que ha interpretado en su vida. Su productora, la Miramount, le propone un último contrato que no debe rechazar: ser escaneada y digitalizada para que no actúe más en persona y sea el estudio el que utilice su imagen y la haga actuar en cuantas producciones crea conveniente.

Reacia en un primer momento, Robin acaba firmando y veinte años después, cuando es invitada por el estudio a un Congreso, comprobará dónde ha llegado la industria del espectáculo utilizando una tecnología cada vez más avanzada.

Título original: The Congress

País: Israel

Duración: 120'

Fecha producción: 2013

Distribuidora: Golem distribución

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: