The good traitor

Crítica The good traitor

Análisis

Rosendahl desaprovecha la oportunidad de profundizar en la carrera diplomática de Henry Kauffmann a causa de un guion desequilibrado. No obstante, la cinta cuenta con buenas interpretaciones y escenas conmovedoras.


Es fascinante cómo aún hay quien encuentra otra localización, otra figura u otro punto de vista para volver a hablar de la Segunda Guerra Mundial, cuando ya existen múltiples adaptaciones cinematográficas de ese periodo. No obstante, es posible dar más vueltas sobre ese momento de nuestra cronología reciente sin repetirse y, por eso, Christina Rosendahl ofrece una historia más del conflicto con The good traitor.

Esta vez, el protagonista es Henrik Kauffmann, quien realmente era el embajador de Dinamarca en Washington en 1939. De ahí que una gran diferencia del film radique en la ambientación, puesto que la mayoría de la trama se desarrolla en Estados Unidos y la guerra se retransmite por audio (fragmentos de emisiones radiofónicas) y no por imágenes (que suele ser lo más habitual). De este modo, la audiencia vive las batallas desde el bucólico jardín con piscina de los Kauffmann, con días soleados y bebidas refrescantes, algo que quizá resta importancia a la barbarie.

Si bien la biografía de Kauffmann se presenta interesante, hay un desequilibrio en el guion que otorga más peso a lo personal que a lo político, dejando muchas preguntas sin respuesta. En lugar de profundizar y exponer la estrategia de Dinamarca, la cinta explora el triángulo amoroso o los últimos días del diplomático –aunque también superficialmente– dedicando un tiempo valioso a divagar en cuestiones poco relevantes. Por eso, al final, el largometraje se hace un poco largo.

Aunque el detalle histórico quizá deja que desear, la fotografía es sugerente por momentos, como el juego de espejos que enlaza el inicio y el fin, así como también la rotulación pastel, que puede evocar otras películas. En la misma línea, hay también interpelaciones insinuantes, que permiten al público plantearse interrogantes de tipo trascendente.

Puede que el que sea otro relato de nazis desaliente a más de uno a la hora de tenerla en cuenta. Sin embargo, The good traitor cuenta con unas grandes interpretaciones de los actores adultos –no tanto los de menor edad– que han hecho a Ulrich Thomsen y Denise Gough merecedores del premio a mejor actor y mejor actriz respectivamente en el Festival Internacional de Cine de Barcelona-Sant Jordi (BCN FILM FEST) 2021.

Firma: Patricia Amat

ficha técnica

Director: Christina Rosendahl

Guionistas: Christina Rosendahl, Dunja Gry Jensen, Kristian Bang Foss

Intérpretes: Burn Gorman, Denise Gough, Henry Goodman, Pixie Davies, Ross McCall, Ulrich Thomsen, Zoe Tapper

Género: Biográfico, Drama

País: Dinamarca

Fecha estreno: 04/06/2021

Lenguaje: Coloquial

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Valores

Henrik Kauffmann es el embajador de Dinamarca en Washington. Cuando su país es ocupado durante la Segunda Guerra Munidal, las relaciones internacionales empiezan a complicarse. A raíz de eso, Kauffmann toma una decisión sin precedentes y se declara como único representante de la Dinamarca libre en oposición a los nazis.

Título original: Vores mand i Amerika

País: Dinamarca

Duración: 115’

Fecha producción: 2020

Distribuidora: VerCine

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: