Sueños de una escritora en Nueva York

Crítica Sueños de una escritora en Nueva York

Análisis

El nuevo film de Philippe Falardeau propone una mirada melancólica y original, pero con sentido del humor, al mundo de las agencias literarias en los años 90 y su vínculo con los escritores y lectores.


A partir de la novela autobiográfica de Joanna Rakoff, Philippe Falardeau traza un homenaje a una forma de entender la industria cultural de los libros y pasión por leer. El director, autor de piezas de gran sensibilidad, como Profesor Lazhar o La buena mentira, afila un poco más el colmillo sin despojar de humanidad a sus personajes.

Lo que, en un principio, podría parecer un atisbo de analogía con El diablo viste de Prada (con el Nueva York de los años 90 de fondo) deriva en un relato más centrado en el crecimiento emocional y profesional de una joven aspirante a escritora.

La historia trabaja muy bien los sueños de adolescencia, las primeras frustraciones (cuando los amigos maduran hacia otro lado y ya no comparten los mismos sueños), el saber elaborar los propios y llegar a conocerse y, sobre todo, cómo se consigue a través de una relación a varias bandas con el sector literario.

La película juega con la figura de J. D. Salinger y el impacto de su obra en una parte de la sociedad americana. Y lo hace por medio de una simpática subtrama que retrata con humor la fuerza empática de esa experiencia, a través de las cartas que los lectores le escriben al mismo Salinger.

Con algunos juegos de ruptura de la cuarta pared y algunas licencias coreográficas que la convierten en una propuesta un tanto curiosa, Sueños de una escritora en Nueva York consigue explicar muy bien cómo los libros nos transforman porque nos permiten, como explicaba C. S. Lewis, encontrarnos con nosotros mismos sin caer en el narcisismo, y aprender a madurar y asumir nuevas metas.

El conjunto del elenco es magistral, liderado por la figura madura y sibilinamente irónica que interpreta una fantástica Sigourney Weaver. También brilla Margaret Qualley en su balbuceo entre la infancia intelectual y la ilusión por avanzar con una gran chispa de emoción. Ambos roles y los demás secundarios que pueblan el film, especialmente en la agencia literaria, marcan un tono nostálgico (con algún momento sin duda más oscuro) de fino sentido del humor.

Firma: Lourdes Domingo

ficha técnica

Director: Philippe Falardeau

Guionistas: Philippe Falardeau

Intérpretes: Brian F. O'Byrne, Colm Feore, Douglas Booth, Margaret Qualley, Seána Kerslake, Sigourney Weaver

Género: Drama

País: Canadá, Irlanda

Fecha estreno: 04/06/2021

Lenguaje: Coloquial

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Nueva York, años 90. Joanna es una joven que aspira a ser una gran escritora y que consigue trabajo en una agencia literaria como ayudante de Margaret, la agente literaria de J.D. Salinger. Entre otras tareas, Joanna debe responder las numerosas cartas que envían los fans de todo el mundo al autor de El guardián entre el centeno. Apartándose del protocolo, Joanna empieza a personalizar las respuestas.

Título original: My Salinger year

País: Canadá, Irlanda

Duración: 101’

Fecha producción: 2020

Distribuidora: A contracorriente films

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: