Sole

Crítica Sole

Análisis

Una tímida mirada al significado de la paternidad bajo la presencia de la controvertida maternidad subrogada. Una ópera prima con un guion flojo, pero con momentos de belleza visual y un protagonista que te atrapa sin darte cuenta.


Presentada en el Festival de Venecia de 2019, Carlo Sironi arranca su filmografía con un largometraje de talante intimista. En este, dos jóvenes se ven empujados a vivir juntos durante un breve periodo de tiempo, suficiente para intentar sacar a la luz esa cara más emocional que busca el cineasta.

Estamos ante un argumento que quiere proponer una historia en torno al controvertido tema de la maternidad subrogada y los vientres de alquiler. Sin embargo, al final, estos asuntos quedan esbozados débilmente en favor de un intento por abordar una crónica sobre la paternidad. Aun así, esta cuestión no se trata con suficiente esmero como para lograr coger la fuerza precisa y uno puede, momentáneamente, llegar a preguntarse sobre la verdadera voluntad del director.

Esto mismo sucede con un guion que necesita de un mejor planteamiento emocional para culminar un relato con un inicio algo pausado que va mejorando con el paso de las acciones. A medida que las interacciones se van suscitando, el interés va creciendo y se consigue una sincera verosimilitud.

Además, encontramos en este debut una correcta realización, con un buen tratamiento visual. Este se inunda de una estética que emana cierta tristeza (el azul frío del ambiente) y hace patente el encierro de ambos protagonistas.

Asimismo, hay demasiada distancia con estos personajes, hasta el punto de que en ocasiones el espectador parece encontrarse delante de unos desconocidos. No obstante, junto a una Sandra Drzymalska algo contenida, Claudio Segaluscio se estrena con una actuación que deja con ganas de ver más sobre él. A través de un inicio en el que se muestra lejano y parado, lentamente nos va guiando hasta empatizar con Ermanno y quedarnos absortos en su gran mirada, llena de sentimientos.

En suma, Carlo Sironi se estrena discretamente con una ópera prima lenta a la que faltan pulir pequeños aspectos, pero que, si se le da tiempo, acaba por satisfacer. Sole termina creando, con éxito, un microcosmos que atrapa y permite universalizar lo sucedido más allá de las cuatro paredes italianas entre las que se acontece.

Firma: Yoel González

ficha técnica

Director: Carlo Sironi

Guionistas: Antonio Manca, Carlo Sironi, Giulia Moriggi

Intérpretes: Barbara Ronchi, Bruno Buzzi, Claudio Segaluscio, Marco Felli, Sandra Drzymalska, Vitaliano Trevisan

Género: Drama

País: Italia, Polonia

Fecha estreno: 06/11/2020

Lenguaje: Coloquial

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Lena, una joven polaca a pocos meses de dar a luz, llega a Italia para vender a su bebé. Ermanno, un joven rebelde dado a realizar pequeños robos y a jugar a la tragaperras, accede, a cambio de dinero, a la petición de su tío: mantener vigilada a Lena, hacerse pasar por el padre del bebé y, tras el parto, dárselo en adopción.

Título original: Sole

País: Italia, Polonia

Duración: 90’

Fecha producción: 2019

Distribuidora: Márgenes Distribución

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: