Pearl

Crítica Pearl

Análisis

El debut de Elsa Amiel traslada a la gran pantalla el universo excéntrico de los culturistas. Gracias a una fotografía sugerente, la audiencia se sumerge en la dureza de ese estilo de vida que deja una sensación desagradable.


La atmósfera en la que entra el espectador de Pearl es a la vez inquietante y paradójica. Entre brillos, neones, trofeos y música estrambótica que parecen conducir al éxito, se oculta el dolor y la esclavitud que padecen los culturistas, cuyo universo se presenta perturbador. Y todo esto, no solo por el ambiente alternativo, sino por la angustia de ese estilo de vida y la estética contradictoria, que rodea cuerpos hipermusculados de lentejuelas, bikinis, joyas, tacones y maquillaje para realzar una feminidad que ha quedado sacrificada y que, sorprendentemente, cuando más se aprecia es cuando las atletas carecen de todos estos complementos.

La proximidad de la cámara a los músculos que se contraen o a los poros de la piel de los deportistas recrea la claustrofobia de una profesión en la que, como bien se repite en el film, solo importa ganar. En base a ese principio, el público intenta entender las decisiones de la protagonista, cavilando si realmente vale la pena hacer ciertas renuncias para triunfar, aparentemente, en un trabajo que hace sufrir.

Amiel dosifica la información de manera que nunca se llega a conocer a la joven del todo, por lo que no hay datos suficientes para juzgar sus resoluciones. Puede parecer evidente que su determinación de no ser madre para tener más libertad profesional acaba haciéndola prisionera de su cuerpo. Sin embargo, la falta de antecedentes no permite hilar una reflexión concluyente.

Por momentos, parece que la idea de la directora era poner de relieve cómo afectan a las personas algunos cánones establecidos por la sociedad. No obstante, el fallo de la cinta es hacerlo con escenas repentinas que no vienen a cuento o con frases tópicas como “solo los flojos lloran”.

A pesar de narrar la biografía de una ganadora, la sensación general que deja la película es de tristeza. Tristeza ante la dureza que supone entregarse a las pesas y también ante el circo de personajes que desfilan frente a la audiencia proyectando sus propios sueños en otros. En este entorno grotesco y amargo, la actuación del pequeño Vidal Arzoni es el único toque refrescante de inocencia.

Firma: Patricia Amat

ficha técnica

Director: Elsa Amiel

Guionistas: Elsa Amiel, Laurent Larivière

Intérpretes: Agata Buzek, Arieh Worthalter, Julia Föry, Khoudiedji Sidibe, Peter Mullan, Vidal Arzoni

Género: Drama

País: Francia, Suiza

Fecha estreno: 10/09/2021

Lenguaje: Vulgar

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Lea Pearl ha entrenado mucho para el campeonato de culturismo. Las últimas horas antes de la final, su entrenador Al se asegura de que esté preparada del todo para ganar. Pero, de repente, aparece su expareja con su hijo, al que hace años que no ve, y rompen la concentración de la atleta.

Título original: Pearl

País: Francia, Suiza

Duración: 82'

Fecha producción: 2018

Distribuidora: Surtsey Films

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: