Otra ronda

Crítica Otra ronda

Análisis

Thomas Vintherberg regresa con un relato sobre la confianza en uno mismo y la capacidad de control. Mientras rodea zonas ambiguas con una gran fuerza narrativa, deja el peso de la reflexión al espectador.


Las palabras de Thomas Vintherberg sobre el presente estreno y los comentarios que ha hecho revelando sus intenciones tienen jugo. Sin embargo, la experiencia personal de ver la película resulta mucho más rica, complicada y sugerente.

Alejado de algunos de los estrictos parámetros del movimiento Dogma que él mismo fundó junto a Lars Von TrierVintherberg ofrece una propuesta de aguda observación psicosocial como en La caza, aunque aquí deja entrar el sentido del humor.

En el transcurso de la trama, el público va a situándose en un lado o en otro de lo que podría ser una botella medio vacía o medio llena sobre los pros y contras del consumo de alcohol. Eso deja un conjunto de espacios intermedios, donde se atenúa ese viaje dionisíaco que pretende ser controlado y donde, precisamente, emergen preguntas y dudas.

Thomas Vinterberg y Tobias Lindholm –habitual en otras de sus producciones– tienen una manera de encauzar con inteligencia el guion que deja en el banquillo otras clásicas compensaciones que recibe el espectador en relatos más convencionales. La interrelación entre el drama y la comedia, con una medida tragedia, es muy aguda. Al mismo tiempo, tanto el libreto como la puesta en escena permiten hacer brillar al elenco de los cuatro amigos, especialmente al protagonista, un Mads Mikkelsen que dibuja con creces la grisácea crisis existencial.

A través de una fotografía con profusión de luz para una Dinamarca “alcoholizada”, la puesta en escena encuadra con transparencia narrativa al mantener encuadres descriptivos de la acción en muchos momentos. No obstante, también deslumbra en los conatos coreográficos hasta la explosión final.

Mientras Otra ronda va pasando sus fases etílicas, desvela pasajes de vida donde entra en la rutina, se acentúa el ansia de una familia, la soledad disfrazada con humor o la inseguridad. Todo el conjunto deja un film de capas y opciones, a la vez que despierta interrogantes

Firma: Lourdes Domingo

ficha técnica

Director: Thomas Vinterberg

Guionistas: Thomas Vinterberg, Tobias Lindholm

Intérpretes: Lars Ranthe, Mads Mikkelsen, Magnus Millang, Maria Bonnevie, Thomas Bo Larsen

Género: Comedia, Drama

País: Dinamarca, Holanda, Suecia

Fecha estreno: 09/04/2021

Lenguaje: Coloquial

Público

+18 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Animados por una teoría que Nikolaj les explica en una cena a sus amigos, Martin, Tommy, Peter y el mismo Nikolaj se embarcan en un experimento. Cansados en su vida profesional y de algunas rutinas en su vida personal, deciden mantener un nivel constante de intoxicación etílica que les permita tener más confianza, creatividad y ver las cosas de otro modo.

Título original: Druk

País: Dinamarca, Holanda, Suecia

Duración: 117'

Fecha producción: 2020

Distribuidora: Bteam Pictures

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: