No matarás

Crítica No matarás

Análisis

El thriller de David Victori arrastra al público, junto con el protagonista, a una noche trepidante llena de despropósitos. En pocas palabras, triunfa en su forma (por su ritmo) y se hunde en su fondo (por su falta de verosimilitud).


Para afrontar el visionado de No matarás hay que pactar previamente con la cantidad de resoplidos que puede arrancar el protagonista debido a su conducta. El ataque de nervios que llega a provocar tomando una mala decisión detrás de otra es inevitable; algo que recuerda bastante a los problemas de verosimilitud que presentaba el anterior título de Victori, El pacto.

La cinta arranca presentando a Dani, el prototipo de chico bueno que se deja convencer para ayudar a todo el mundo y, además, no tiene ningún vicio. Acaba de perder a su padre, al que ha estado cuidando durante meses, y su hermana le ha regalado un viaje para dar la vuelta al mundo. Pero en lugar de seguirlo a través de un recorrido por diferentes países, el público acaba inmerso con Dani en una noche asfixiante, enmarcada en habitaciones oscuras donde priman los neones y la música a todo trapo.

Todo eso es a causa de una mujer, Mila, que desde el inicio ya se presiente como una amenaza muy oscura, desequilibrada y sexual. A partir del encuentro –demasiado casual– empiezan a evidenciarse los fallos de guion, que obligan a la audiencia a dar varios saltos de fe.

En primer lugar, con la actitud del chico que, tras tontear con la primera tentación, cae irremediablemente en todas las siguientes. Llega un punto en el que las situaciones enrevesadas –y excesivas– en las que se encuentra pierden credibilidad. Y en segundo lugar, hay circunstancias prácticamente imposibles (el salto del edificio, la irrupción en el hospital…), en las que uno se ve forzado a dejarse llevar, como cuando se asume que el protagonista no puede morir por muchas desventuras que sufra. Y, sobre todo, cuando uno piensa que ya no se puede ir a peor… sopresa: en No matarás sí se puede.

No obstante, al margen de la trama, el film tiene una parte técnica elogiable. La escena inicial, pegada a Dani, es una muestra de cómo la fotografía, durante todo el largometraje, ayuda a empatizar con el personaje a la vez que recrea claustrofobia. Además, permite un gran enlace con el clip final. Por otro lado, se mantiene un buen ritmo y hay unos planos secuencia de la huida que son una maravilla.

De todas maneras, esto no consigue disimular la insolvencia del contenido y el espectador acaba pensando que hubiera sido más interesante una vuelta al mundo que el espectáculo de violencia, tensión y erotismo que finalmente se muestra (aviso a navegantes de que la escena de sexo es innecesariamente larga, desagradable y denigrante). Aún así, hay que reconocer que Mario Casas consigue angustiar durante toda la película y su evolución es satisfactoria.

Firma: Patricia Amat

ficha técnica

Director: David Victori

Guionistas: Clara Viola, David Victori, Jordi Vallejo

Intérpretes: Elisabeth Larena, Fernando Valdivielso, Joaquín Caserza, Mario Casas, Milena Smit, Victor Solé

Género: Thriller

País: España

Fecha estreno: 16/10/2020

Lenguaje: Coloquial

Público

+18 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Dani es un bonachón que una noche coincide en un bar con una chica que no tiene dinero para pagar la cuenta. Él la invita, pero ella insiste en devolverle el favor, pues el local donde trabaja está cerca y ahí tiene dinero. Desde ese momento, se desencadenan una serie de sucesos que llevarán a Dani por el camino de la amargura.

Título original: No matarás

País: España

Duración: 92’

Fecha producción: 2020

Distribuidora: Filmax

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: