Madre oscura

Crítica Madre oscura

Análisis

Una película de serie B que transmite el amor y cariño que procesan los hermanos directores por el cine de terror de los ochenta. Nos ofrecerá hora y media de digno entretenimiento con una bruja que, de verdad, da miedo.


Llega el primer estreno de terror veraniego con un tráiler que nos hace recordar La bruja. Si bien su punto de partida es el mismo (seres terroríficos del folklore tradicional), el desarrollo no podría ser más opuesto. Madre oscura no busca la trascendencia y la oscuridad del citado film de Robert Eggers sino que, justo al contrario, se posiciona como un homenaje al cine de terror de los 80 con particulares y refrescantes toques de humor.

Esta nostalgia por los años ochenta queda clara desde el inicio, ya que nos encontramos con un arranque que nos traslada 35 años al pasado. Se trata de un prólogo efectivo que supone una gran inmersión del espectador en la trama. Eso sí, esta escena –y otras durante la película– será de un terror y violencia desgarradoras, puesto que involucra a niños pequeños y el mal se encarna en una figura demasiado significativa.

Posteriormente a este brutal preámbulo, empieza la normalidad en el tiempo presente. Curioso, no obstante, que sea esta parte actual la que más nos siga trasladando al pasado y nos mantenga en ese constante halo de los ochenta. Aquí hay que tener paciencia, dado que habrá momentos en los que perdamos la conciencia de estar ante un relato de terror. Sin embargo, esta espera será recompensada cuando la bruja haga sus actos de presencia y se vayan dosificando y entremezclando buenos sustos con escenas de lo más mundanas.

Sin aras de ser una obra maestra, el largometraje juega en la liga del puro entretenimiento y se nota que los hermanos Pierce han disfrutado creando este producto. Su guion, sencillo pero efectivo, recurre a tópicos del género, sí; aunque los han sabido aprovechar y lucir en la gran pantalla, además de preparar muy bien el terreno para un giro final.

Destaca notablemente el trabajo con los efectos especiales prácticos, la criatura está bien hecha y lo saben. Así que no dudan en mostrarla y recrearse para gozo de los espectadores.

Madre oscura es, en definitiva, una cinta de terror ligero, puesto que no es un constante de miedo y tensión, pero realmente logra ofrecer un “monstruo” que impone. Un disfrute poder recuperar las historias de brujas de toda la vida y, especialmente, un disfrute que se hayan arriesgado con la sorpresa final.

Atentos a las pequeñas migajas que nos dejan en el camino.

Firma: Estefanía González

ficha técnica

Director: Brett Pierce, Drew T. Pierce

Guionistas: Brett Pierce, Drew T. Pierce

Intérpretes: Azie Tesfai, Jamison Jones, John-Paul Howard, Kevin Bigley, Piper Curda, Zarah Mahler

Género: Terror

País: EE.UU.

Fecha estreno: 17/07/2020

Lenguaje: Coloquial

Público

+18 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Ben, un adolescente rebelde, visita la casa de su padre durante el verano. Allí realiza un descubrimiento inquietante: una bruja malévola de los bosques profundos acecha a una familia que vive al lado. Cuando esta toma posesión de la madre, la criatura empieza un juego aterrador que llevará a Ben a lanzarse en solitario a luchar contra el mal.

Título original: The wretched

País: EE.UU.

Duración: 95'

Fecha producción: 2020

Distribuidora: Selecta Visión

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: