La sirenita

Crítica La sirenita

Análisis

A pesar de que algunos elementos o momentos chirríen contextualmente, este nuevo live action consigue honrar a la original y entretener. Lo mejor, sin duda, es su sólido reparto, sus dúos cómicos y su magnética protagonista.


No es la primera vez que Rob Marshall recupera a un icono de Disney para una de sus obras. Si bien en su anterior película, El regreso de Mary Poppins, buscaba darle continuidad a la historia de una de las niñeras más conocidas del cine, en La sirenita se sumerge en la corriente reciente de la compañía del ratón por reimaginar en carne y hueso algunas de sus películas más conocidas de animación.

Desde un inicio, el film busca dotarse de ese realismo de los live actions, a pesar de estar narrando una historia con importantes elementos fantásticos. Sin embargo, esto choca con la inclusión de ciertos elementos. Sin insistir en mensajes raciales como las críticas y los rumores previos habían estado pronosticando, sí que hay algún personaje nuevo que choca con un cierto rigor histórico o contextual –como la reina Selina, madre del príncipe Eric (Noma Dumezweni)– o alguna que otra situación inverosímil para la lógica que intenta presentar –como que un pájaro respire y hable bajo el agua–.

Esa misma seriedad, conscientemente buscada, se traslada también a lo formal con una fotografía que parece creer que los tonos apagados y tibios ofrecerán mayor realismo –aunque no es así–. Pese a ello, el director propone un amplio despliegue visual que entretiene y consigue recrear momentos míticos de la original –e incluso superarlos–.

Posiblemente uno de los elementos fuertes sea su sólido reparto: desde una Melissa McCarthy que logra amenizar las escenas sobreexplicadas de la villana, pasando por un dúo cómico liderado por el cangrejo Sebastian (Daveed Diggs) y Scuttle (Awkwafina) –protagonistas de los mejores gags–, hasta una magnética y talentosa Halle Bailey en su papel de Ariel. Ella consigue hacer suyo al personaje de la sirena y transitar por un arco que, en esta nueva versión, logra hacer a Ariel merecedora de su protagonismo, sin príncipes azules salvavidas.

Como resultado, Rob Marshall entrega una revisión que no logra despejar las dudas sobre el auténtico valor de estos live actions, pero que sí logra el éxito en su deseo por entretener. Además, se mantienen con firmeza algunos mensajes de unidad, sobre la importancia de hacer de las diferencias puntos de unión y no de división o la necesidad de escucharse mutuamente entre padre e hijos. Como dice el propio Tritón (Javier Bardem), “nadie debería renunciar a su voz para ser escuchado”.

Firma: Yoel González

ficha técnica

Director: Rob Marshall

Guionistas: David Magee, John DeLuca, Rob Marshall

Intérpretes: Art Malik, Awkwafina, Daveed Diggs, Halle Bailey, Jacob Tremblay, Javier Bardem, Jonah Hauer-King, Melissa McCarthy, Noma Dumezweni

Género: Aventuras, Fantasía

País: EE.UU.

Fecha estreno: 26/05/2023

Lenguaje: Coloquial

Público

+10 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Valores

Ariel, la indómita hija menor del rey Tritón, siente un impulso por explorar más allá del mar y visitar la superficie, a pesar de que su padre tiene prohibido cualquier contacto con los humanos, a los que considera una especie peligrosa. Sin embargo, en una de sus incursiones, Ariel se enamora del príncipe Eric y acabará recurriendo a la bruja del mar, Úrsula, para poder cumplir su sueño de pisar tierra firme. Eso pondrá en peligro su vida y la estabilidad de los siete mares.

Título original: The little mermaid

País: EE.UU.

Duración: 135'

Fecha producción: 2023

Distribuidora: Disney

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir