Hogar

Crítica Hogar

Análisis

Javier Gutiérrez es un brillante antagonista en una historia que se inicia con calma y crea lentamente una atmósfera siniestra y perturbadora. A pesar de los fallos de guion, el film funciona como entretenimiento.


La cinta de los hermanos Pastor se presenta como un drama en el que una familia se ve afectada por la falta de oportunidades laborales. El arranque es lento y muestra con calma a los personajes y su situación: Javier ha perdido su trabajo y no encuentra más que prácticas no remuneradas. Por ello, su mujer debe limpiar para sostenerlos y su hijo –que sufre bullying– tiene que renunciar al colegio y cambiarse a uno público. Además, no pueden afrontar el alquiler y se mudan a las afueras.

No obstante, la historia da un giro y empieza a formarse un ambiente siniestro cuando Javier decide espiar a los nuevos inquilinos de su antiguo piso. Sin excesos, tan solo con dos protagonistas y una ambientación sobria, los directores consiguen crear tensión y pasar del drama al suspense. A través del juego psicológico y comportamientos obsesivos, el relato logra perturbar al espectador e incluso incomodarlo.

De todas maneras, la premisa es más prometedora que su desarrollo y la falta de riesgo hace que se pierda la oportunidad de crear un fuerte impacto. La fotografía cuida los contrastes de luz para diferenciar las clases sociales, pero no aprovecha al máximo ese recurso y la trama no exprime las circunstancias todo lo que podría. Por momentos pierde credibilidad y no llega a explorar por completo hasta dónde se puede llegar para conseguir la vida que uno desea. Además, el guion flojea y no trabaja a sus personajes con profundidad, así como varios momentos que interrumpen la narración y carecen de sentido.

La gran interpretación de Javier Gutiérrez eleva la categoría del film y soporta gran parte de su peso. Sus compañeros de reparto colaboran en este cometido, aunque el elenco femenino tiene escasas apariciones. Sus papeles aparentan fuerza inicialmente, por lo que es una lástima que al final queden opacados por el de Gutiérrez. Asimismo, Mario Casas aporta algún diálogo interesante acerca de adicciones, el tipo de vida que uno quiere tener y cómo alcanzarlo.

Hogar es un título entretenido y un tanto maquiavélico cuyo mayor fallo es el guion, que acaba desembocando en una conclusión demasiado oportunista. Sin embargo, pese a que no explota del todo, la película funciona y puede llegar a sorprender al público poco experimentado en este género.

Firma: Patricia Amat

ficha técnica

Director: Àlex Pastor, David Pastor

Guionistas: Àlex Pastor, David Pastor

Intérpretes: Bruna Cusí, David Ramírez, Javier Gutiérrez, Mario Casas, Ruth Díaz

Género: Drama, Thriller

País: España

Fecha estreno: 25/03/2020

Lenguaje: Coloquial

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Javier atraviesa un momento de crisis económica tras un año en paro. Después de haber sido un famoso publicista, no encuentra trabajo y él y su familia se ven obligados a dejar su lujoso apartamento y mudarse a las afueras.

Un día, encuentra un juego de llaves de su anterior piso y decide infiltrarse. Poco a poco empieza a espiar a los nuevos inquilinos envidiando la vida que tienen y que él cree que merece.

Título original: Hogar

País: España

Duración: 103'

Fecha producción: 2020

Distribuidora: Netflix

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: