Especiales

Crítica Especiales

Análisis

Nakache y Toledano abundan en los asuntos sociales y humanos de su filmografía, sin abandonar el sentido del humor. Esta vez, consiguen emocionar y hacer sonreír, mientras ilustran las severas dificultades de los jóvenes con autismo.


Olivier Nakache y Éric Toledano quedaron impresionados, hace años, cuando conocieron a Stéphane Benhamou y Daoud Tatou, los alter ego de sus protagonistas. Ambos se dedican a ayudar a los desahuciados por un sistema público incapaz de ofrecer la subsidiariedad precisa a ellos y sus familias.

Además, la disparidad de religiones entre Benhamou y Tatou (judía y musulmana respectivamente) y, a la vez, el mutuo entendimiento para ayudar a cada persona, fue otro aspecto que les llamó la atención, por lo que tiene de derribar tantos y tantos tópicos y prejuicios.

Con este material, los cineastas (autores de obras tan radiantes como Intocable o Samba) se acercan de nuevo a una realidad cruda, pero dando relevancia al esfuerzo y a su cara más positiva. Dejan de lado el sarcasmo, la decepción y el rostro más descarnado que otras películas deciden mostrar ante problemáticas del estilo, para resaltar que la persona puede hacer el bien, puede poner a los más débiles por delante y hacer que otros lo secunden.

Si en Cannes recibió un gran aplauso, en el Festival de San Sebastián robó el Premio del Público con la mejor nota alcanzada hasta 2019 (9,19 sobre 10). Y es que Nakache y Toledano revelan que la estela que deja el bien no solo es amable sino que también tiene sentido del humor. Y todo eso hace que conecten en extensión e intensidad con el público. A la vez, el ritmo se logra con un buen ensamblaje de escenas de viajes, llamadas o entradas y salidas de los espacios de aceptación (casa de acogida), de mediación o prueba (el metro, un nuevo lugar de trabajo) o incluso de hostilidad (hospital, calle…).

No cabe duda que los actores están a gusto y responden transmitiendo esa autenticidad. En especial, son trascendentes los trabajos de Benjamin Lesieur (Joseph), diagnosticado con TEA, y de Marco Locatelli (Valentín), cuyo hermano también presenta esta condición.

Sus frases –los lamentos y las alegrías– todas caen en la trama para seducir al espectador; eso sí, sin sucumbir a un emotivismo fácil (aunque se bordea en algún momento). No obstante, la realidad y su peso rescatan y avalan la veracidad de lo que se cuenta.

Firma: Lourdes Domingo

ficha técnica

Director: Eric Toledano, Olivier Nakache

Guionistas: Eric Toledano, Olivier Nakache

Intérpretes: Benjamin Lesieur, Bryan Mialoundama, Frederic Pierrot, Hélène Vincent, Lyna Khoudri, Reda Kateb, Suliane Brahim, Vincent Cassel

Género: Comedia, Drama

País: Francia

Fecha estreno: 28/02/2020

Lenguaje: Coloquial

Público

+12 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Bruno y Malik son dos amigos que llevan veinte años trabajando por los niños y adolescentes autistas. Bruno acoge a los afectados por este trastorno para ayudarles a salir del encierro en hospitales, integrarse en la sociedad y aligerar la carga familiar. Y Malik forma a sus cuidadores; su cantera proviene, especialmente, de otros jóvenes con previos problemas de adaptabilidad social.

Título original: Hors normes

País: Francia

Duración: 114'

Fecha producción: 2019

Distribuidora: A contracorriente films

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: