Érase una vez…

Crítica Érase una vez...

Análisis

Brenda Chapman dirige una ficción revisionista que mezcla los cuentos de Peter Pan y Alicia en el país de las maravillas. Aunque incorpora un reparto solvente, el exceso de tristeza y realismo rompe la magia original.


Érase una vez un niño que no quería crecer, una niña soñadora y un equipo que decidió embarcarse en un proyecto revisionista de esos dos cuentos clásicos. No obstante, aunque incluso está presente Angelina Jolie, que ya ha participado en otros parecidos, el resultado queda lejos del de Maléfica.

La premisa de relacionar a Peter Pan con Alicia es medianamente insólita y el inicio de la cinta plasma de manera brillante el imaginario infantil. Las primeras escenas son muy interesantes ya que difuminan la línea que separa la realidad de la ficción. De esa manera, el espectador presencia cómo una rama de árbol puede convertirse instantáneamente en una flecha india si la está mirando un chiquillo o cómo un dibujo grabado en una mesa cobra vida.

Asimismo, la dirección de arte es también maravillosa y tanto el vestuario como la recreación de fábula en paisajes naturales ayuda a potenciar el universo de los sueños. Sin embargo, el ritmo es muy lento y, a pesar de que la estética está muy conseguida, los 94 minutos de metraje se acaban haciendo muy largos.

El mayor problema de esta producción es el limbo en el que se ha situado al intentar dotar de madurez a la trama, puesto que no es suficiente como para que resulte compleja y atractiva para adultos. Por otro lado, el exceso de seriedad y el tono deprimente le quitan la luminosidad, la ternura y el optimismo propios de los films dirigidos al público más joven.

La relación que se establece entre ambos personajes es inteligente. De hecho, se entrelazan de manera ingeniosa sus mundos, pero la abundancia de drama desluce su fantasía característica, lo que reduce el país de las maravillas y el de nunca jamás a una reacción pueril ante una tragedia. Además, la simbología se antoja poco natural: el vínculo con los elementos del relato original parece forzado, como introducir a la reina de corazones en un castillo de naipes o al hada de Peter Pan mediante una campanilla de cobre.

Érase una vez… es una película que ha querido dar una explicación realista a los sucesos entorno a dos figuras conocidas –los protagonistas de Lewis Carrol y James M. Barrie– y quizá ese ha sido su error. No se dirige a una audiencia específica y ha perdido gran parte de la magia. No obstante, si uno se olvida de la historia que conoce, puede hallar una narrativa entrañable acerca de la ilusión de soñar y la unión familiar (especialmente entre hermanos).

Firma: Patricia Amat

ficha técnica

Director: Brenda Chapman

Guionistas: Marissa Kate Goodhill

Intérpretes: Angelina Jolie, Anna Chancellor, David Oyelowo, Jordan A. Nash, Keira Chansa, Michael Caine, Reece Yates

Género: Aventuras, Drama, Fantasía

País: EE.UU., Reino Unido

Fecha estreno: 27/11/2020

Lenguaje: Coloquial

Público

+7 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Valores

Alice, Peter y David son tres hermanos con mucha imaginación a los que les encanta jugar. Un día de verano, David muere en un accidente y la familia acaba sumida en la tristeza. Ante unos padres desesperados por la pérdida de su hijo, Alice y Peter no tienen más remedio que refugiarse en sus mundos alternativos: el país de las maravillas y el de nunca jamás

Título original: Come away

País: EE.UU., Reino Unido

Duración: 94’

Fecha producción: 2020

Distribuidora: DeAPlaneta

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: