Black mass: estrictamente criminal

Crítica Black mass

Análisis

Scott Cooper es un actor que dirige aquí su tercer film tras Corazón rebelde y la aún inédita en España Out of the furnace. Esta vez ha dejado las tareas del guión para un debutante Mallouk y un labrado Butterworth (Spectre, Al filo del mañana, Caza a la espía, La última legión…).

En realidad, el guión se basa en el libro escrito por los periodistas del Boston Globe Dick Lehr y Gerard O’Neill: Black Mass: Whitey Bulger, the FBI, and a Devil’s Deal. Conocido también como Jimmy, este mafioso se convirtió en el prófugo más buscado por el FBI desde finales de los años 90 hasta su captura en 2011. Sin embargo, el film de Cooper se centra en el ascenso y caída «profesional» de este ciudadano norteamericano de origen irlandés.

La película arranca en 1975, pero se permite una secuencia de apertura que pone las cartas sobre la mesa: uno de los ayudantes del famoso criminal del Southie de Boston empieza una confesión de todo lo que sabe sobre su antiguo «jefe». La misma idea del chivato/traidor se repite a lo largo del film, mientras el guión vehicula así la particular moral de estos personajes: la falta de lealtad a «Whitey» se paga sin misericordia y como si fuera el peor de los pecados.

De este modo, el espectador se encuentra ante una trama clásica de mafiosos, pero dominada por una explicitación de la violencia y la crueldad como marca de su actualización. Además, este retrato del Boston de los 70 y 80 se suma a la tendencia del cine actual de beber en la estética y escándalos de esos años. En realidad, la historia de Jimmy Bulger o la que retrata La gran estafa americana preconizaban, en esos años, una corrupción que, en años posteriores, no solo se iba a limitar a esferas de barrio y negocios de extrarradio.

Para tal gesta, Cooper ha logrado reunir a un casting llamativo por el lado de la caracterización física de Johnny Depp pero también por un conjunto de brillantes secundarios que, con más silencio, logran solidificar el dramatismo de los diversos conflictos (políticos, personales, familiares, policiales y judiciales) que articula Black mass.

Sin querer ser especialmente original ni comedido (realmente no lo es), el guión y la dirección se contentan con un relato fiel a los hechos y dinámico y flexible en su puesta en escena. Para espectadores con algo de estómago y que vibren con los hechos recientes y molientes.

Firma: Lourdes Domingo

ficha técnica

Director: Scott Cooper

Guionistas: Jez Butterworth, Mark Mallouk

Intérpretes: Benedict Cumberbatch, Dakota Johnson, David Harbour, Joel Edgerton, Johnny Depp, Kevin Bacon, Peter Sarsgaard, Rory Cochrane

Género: -

País: EE.UU.

Fecha estreno: 23/10/2015

Lenguaje: Vulgar

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

En el sur de Boston, en la década de 1970, el agente del FBI John Connolly (Edgerton) convence al gánster irlandés James “Whitey” Bulger (Depp) para que colabore con ellos y elimine a un enemigo común: la mafia italiana. Las consecuencias de esta alianza serán imprevisibles y con numerosos y violentos efectos colaterales.

Título original: Black mass

País: EE.UU.

Duración: 122'

Fecha producción: 2015

Distribuidora: Warner Bros

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: