Alicia a través del espejo

Análisis

Esta nueva aventura toma el título del segundo libro que Lewis Carroll escribió sobre Alicia, pero la historia que cuenta es nueva. El contenido de la novela ya estaba incluido en su mayor parte en la primera entrega cinematográfica, la dirigida por Tim Burton, por lo que estamos ante un guión original que bucea en el universo de Alicia, aunque carece del complejo peso social y literario de la obra de Carroll.

En su planteamiento, la historia de Alicia a través del espejo es más sencilla y lineal y se mueve, en el terreno de la fantasía, dentro de unos parámetros que podríamos calificar de “convencionales”: viajes en el tiempo, princesas enfrentadas, animalitos que hablan y castillos asombrosos. La película cumple con un comienzo impactante y una velocidad que va creciendo en revoluciones e intensidad y se lleva al público por delante, mientras éste va perdiendo el hilo de una historia que cada vez se hace más incomprensible. Pero si el espectador no se empeña en seguir la trama y se limita a volar en la cronosfera con Alicia, el vértigo y la diversión están garantizados.

La puesta en escena mantiene el espíritu colorista que había impreso Tim Burton a la primera entrega. De hecho, repite gran parte del equipo artístico (Danny Elfman en la música y Collen Atwood en el vestuario como referencias máximas) y el despliegue de color y sonido es fantástico y está a la altura del País de las Maravillas al que viajamos.

La calidad de los efectos especiales (mención especial a la primera escena en el barco) es inmejorable, sin embargo el resultado en conjunto es algo confuso por la mezcolanza de estilos y referencias. Algunos elementos de la trama y su representación visual nos retrotraen al universo fantástico de los 80, tipo La historia interminable o Cristal Oscuro pero con un detallismo digital que lo hacen extraño. Y esta fantasía vintage se combina con unos “transformers” en miniatura (los Segundos que trabajan para Tiempo), unos personajes vegetales calcados del renacentista Arcimboldo y toda la galería colorista del universo de Tim Burton. Una macedonia original, aunque audiovisualmente algo indigesta.

No obstante, y una vez hecho el preceptivo análisis crítico, concluiremos que Alicia a través del espejo cumple lo que promete: acción, fantasía y entretenimiento para toda la familia (excepto niños demasiado pequeños o padres demasiado exigentes). E incluso nos regala una positiva moraleja final sobre el perdón, la importancia de la propia familia o el afán de superación.

Firma: Esther Rodríguez

ficha técnica

Director: James Bobin

Guionistas: Linda Woolverton

Intérpretes: Anne Hathaway, Helena Bonham Carter, Johnny Depp, Mia Wasikowska, Rhys Ifans, Sacha Baron Cohen

Género: Fantasía

País: EE.UU.

Fecha estreno: 27/05/2016

Lenguaje: Coloquial

Público

+12 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Valores

Cuando Alicia regresa de una expedición comercial a China a bordo del barco que capitanea, se encuentra con que el dueño de la compañía quiere despedirla y quedarse con la nave.

Una serie de acontecimientos le llevarán a traspasar un espejo y reencontrarse en el País de las Maravillas con sus antiguos amigos. Estos le pedirán ayuda para curar al Sombrerero Loco. Para ello Alicia tendrá que embarcarse de nuevo en una azarosa, emocionante y fantástica aventura.

Título original: Alice through the looking glass

País: EE.UU.

Duración: 113'

Fecha producción: 2016

Distribuidora: Disney

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: