A propósito de Llewyn Davis

Análisis

Los hermanos Coen, con un equipo técnico de habituales de su cine, logran su película más melancólica y de vocación más musical y primigenia. Ellos mismos han comentado los lazos simbólicos de su último film con O Brother!, en la que elaboraron su propia versión del relato odiseico ensartado en folclórica música bluegrass. De hecho, el productor musical de ambos títulos es T-Bone Burnett, también compositor de algunas de las canciones.

Como es habitual en su filmografía, Joel y Ethan Coen sobresalen en mezclar tonos y géneros y en construir personajes sólidos e inolvidables con apenas dos pinceladas. En A propósito de Llewyn Davis logran ambas cosas de nuevo. Aunque predomina el tono intimista, el periplo físico y musical dibuja, a la vez, una cara de la Norteamérica de principios de los 60, como un socavado Vietnam o el entorno bohemio del Greenwich Village.

Tampoco queda aparte su particular sentido del humor, sutilmente trazado en los contrastes del hombre (el particular antihéroe protagonista) con el espacio (unos magníficos planos de Llewyn Davis simplemente en una gasolinera, en la calle o en la carretera); en la metafórica relación con el gato (el único ser con el que se siente comprometido y actúa en consecuencia) o en unos afilados diálogos sembrados de intencionadas reiteraciones, frases parcas o expresivos silencios (que caracterizan sólidamente a un personaje aunque solo aparezca en una escena).

Inspirados muy libremente en la autobiografía del cantante Dave Van Ronk, la película ofrece un apagado fresco de una semana en la vida de Llewyn, explicada de manera circular. Lo de apagado se debe a dos motivos. Uno, la decisión del diseño de producción y vestuario. Los responsables de sendas áreas decidieron rebajar el tono cromático detectado en las fuentes gráficas (fotografías e imágenes de archivo) que tomaron de referencia de la época para ir, así, a la par con el tono del argumento.

De ahí el motivo dos. Sin duda, el film es muy triste, y no sólo de manera ocasional. Llewyn sufre el dolor pasado y presente, marcado por el suicido de un amigo; por su incapacidad de madurar en el amor, lo que provoca rencores y situaciones harto complejas como el aborto; o por su deseo de permanecer artísticamente íntegro mientras las oportunidades le vapulean.

A propósito de Llewyn Davis también es un musical, insertado con inteligencia en el guión. Cada canción expresa algo que está latente en las tramas (lo social o personal); caracteriza a personajes y situaciones; e incluso completa los agujeros negros en los conflictos más personales. En este sentido, los Coen consiguen rodar esos momentos con fuerte y encubierta personalidad, de manera que, por ejemplo, la secuencia de apertura de más de 4 minutos, llevada por el protagonista interpretando “Hang me, Oh hang me”, cautiva por su atmósfera densa tanto física como musicalmente.

Sin artificios, con esa ductilidad que les caracteriza, los hermanos Coen hacen de Davis un personaje que parece casi histórico, como si su película fuera realmente un biopic, al mismo tiempo que imprimen al film una marcada identidad que no defraudará a los seguidores de este par de cineastas de Minnesota.

Firma: Lourdes Domingo

ficha técnica

Director: Ethan Coen, Joel Coen

Guionistas: Ethan Coen, Joel Coen

Intérpretes: Adam Driver, Carey Mulligan, Ethan Phillips, Justin Timberlake, Oscar Isaac, Robin Barlett

Género: Drama

País: EE.UU.

Fecha estreno: 01/01/2014

Lenguaje: Coloquial

Público

+18 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

La película narra una semana en la vida de un joven cantante de música folk, mientras recorre la escena musical de Greenwich Village de 1961. Llewyn Davis, guitarra en ristre, se enfrenta a un despiadado invierno neoyorquino y a una serie de obstáculos aparentemente insuperables, algunos creados por él mismo.

Sobreviviendo gracias a la generosidad de amigos y extraños, y trabajando donde puede, las desventuras de Llewyn le conducen a una odisea desde los cafés del Village hasta un club vacío en Chicago, con la esperanza de realizar una prueba para un magnate de la música.

Título original: Inside Llewyn Davis

País: EE.UU.

Duración: 105'

Fecha producción: 2013

Distribuidora: Universal Pictures

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: