Resident Evil 2 Remake

Análisis

Un clásico puesto al día en una entrega que consigue crear gran tensión y terror psicológico. No es un juego de tiros, sino de supervivencia.


Analizar un remake no resulta nada sencillo. Y es que hay obras clásicas que es mejor dejarlas como están. Sin embargo, Capcom ha trabajado arduamente para poner al día un clásico del terror.

¿Quién dijo miedo?

Uno de los puntos que dan más “miedo”- nunca mejor dicho- al analizar un remake es que se mantenga fiel al original. Resident Evil 2 lo consigue plenamente. A los pocos minutos de empezar la partida algo nos queda claro: estamos en Racoon City y esto es Resident Evil.

Esa ciudad en llamas, esa carrera contrarreloj para ponernos a salvo en la comisaría, las puertas cerradas con llaves con símbolos, los puzles que nos hacen investigar todas las estancias… Todo lo que vivimos hace 21 años sigue ahí, pero con un apartado gráfico descomunal.

Es precisamente esto lo que contribuye a crear una atmósfera tan agobiante como tensional. Entrar en tu despacho de la comisaría con las luces apagadas y la única iluminación de nuestra linterna, escuchar un ruido extraño detrás de ti, tener que huir de Mr.X –una mutación genética que nos persigue y a la que no podemos derrotar-… Estos son algunos de los ejemplos que consiguen asustarnos como nunca. Pero es que Resident Evil 2 Remake no es solo un juego de sustos, también lo es de supervivencia.

Sobrevivir a toda costa

A diferencia de otras entregas de la saga –como Resident Evil 5 ó 6– más centradas en la acción, en Resident Evil 2 sentimos que lo importante es la supervivencia pura y dura. Ni Leon –un policía novato- ni Claire –que busca a su hermano- matan zombis por matar. Desde los minutos iniciales entendemos que somos supervivientes de un desastre biológico sin precedentes y que tenemos que salir de ahí como sea, salvando a quienes podamos.

Este contexto nos presenta un juego donde la estrategia es clave para avanzar. ¿Usamos las pocas balas que tengamos o salimos corriendo? ¿Nos curamos con las pocas medicinas que tenemos o aguantamos un poco más? ¿Exploramos esa estancia peligrosa para conseguir un preciado ítem o pasamos de largo? Así que olvidaos de los shooters de zombies –como puedan serlo Dead Rising o las modalidades de otros tantos juegos en primera persona-, aquí sentimos la desesperación por sobrevivir.

Con suficientes novedades

A pesar de tratarse de un remake, presenta bastantes novedades, sobre todo en lo que al control se refiere. En los clásicos juegos de Capcom –como los propios Resident Evil, Dino Crisis u Onimusha– los movimientos de los protagonistas eran mucho más toscos. En esta ocasión, se abandonan las cámaras fijas –que parecían cámaras de seguridad- y se sustituyen por una encima del hombro del protagonista. También se ha mejorado la Inteligencia Artificial, con zombies mucho más “vivos” y con un comportamiento mucho más natural.

Por otro lado, el juego es bastante largo. Además de tener que pasarnos la historia con ambos personajes –algo que pierde algo de interés en la segunda pasada-, tenemos modalidades desbloqueables., que aumentan la duración del juego. Cada pasada nos llevará unas 8 horas (a nosotros la primera se nos ha ido a 11…) y los extras añaden interés.

Contenido: solo para mayores de edad

Ya nos lo advertía el Resident Evil 2 original. Se trata de un juego con contenido violento explícito. Si esto pasaba en el de PS1, imaginad cómo será con unos gráficos como los actuales. Por ello, remarcamos que se trata de un juego exclusivamente para mayores de edad. Las escenas son grotescas –algunas al inicio ponen los pelos de punta- y en los tiroteos no falta la sangre. Si el objetivo era reflejar la crudeza máxima, lo han conseguido.

Ahora bien, hay que entender que los guiños a los nostálgicos y al público más freaky, que disfruta con las vísceras, tripas y cabezas colgantes, son constantes. Pero también se ha de valorar que Resident Evil creó un estilo que definió está entrega y todo un género, donde la supervivencia y la exploración son mucho más importantes que los tiros.

Las sensaciones son similares a cuando analizamos la primera temporada de Walking Dead. No es un juego de zombies, sino de supervivencia.

Lo mejor:

Ambientación y detalle.
El miedo, no tanto en el susto, sino de tensión.
No es matar por matar.

Lo peor:

Crudeza sin igual.
La segunda aventura –se cual sea el orden- pierde frescura.

Conclusiones:

Resident Evil 2 Remake
es un juego de supervivencia, exploración, puzles y acción. Dejamos los disparos en último lugar porque lo más importante es trazar una estrategia para sobrevivir, investigar todas las estancias en busca de recursos y, por último, apretar el gatillo. Eso sí, es para adultos.

ficha técnica

Género: Aventuras

Subgénero: Survival horror, Terror

Plataformas: PC

Fecha lanzamiento: 25/01/19

Público

+18 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Regresa uno de los juegos más icónicos de la primera Playstation. Este remake es mucho más que un lavado de cara de este clásico del terror. Supone una actualización con suficientes novedades, pero sin perder la esencia. Así que, si no conocéis este título, no os perdáis nuestro análisis. Así es Resident Evil 2 Remake.

Idiomas: Castellano

¿Juego en red?: 0

Número de jugadores: 1

Precio: 59,95€

Distribuidora: Koch Media

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies