Warning: mysqli_query(): (HY000/1030): Got error 28 from storage engine in /var/www/vhosts/contraste.info/httpdocs/desarrollo/wp-includes/wp-db.php on line 2007

Warning: mysqli_query(): (HY000/1030): Got error 28 from storage engine in /var/www/vhosts/contraste.info/httpdocs/desarrollo/wp-includes/wp-db.php on line 2007
South Park - Una guia para el espectador crítico
Warning: mysqli_query(): (HY000/1030): Got error 28 from storage engine in /var/www/vhosts/contraste.info/httpdocs/desarrollo/wp-includes/wp-db.php on line 2007

South Park

South Park

Análisis

Estamos ante una comedia de dibujos para adultos, a pesar de que los protagonistas son niños, en la que un objetivo, entre otros, es romper, sin tapujos, con lo políticamente correcto.


Sus creadores son los jóvenes y audaces Trey Parker y Matt Stone. Este último afirma sin reparos que su serie parte de la siguiente base: «Si algo existe, nos reiremos de ello». South Park se inició en 1997 y hoy arrastra a millones de admiradores de todas las edades.

South Park no se conforma con los guiños o las sutilidades y las finas ironías de Los Simpson: hay que ser gamberro y directo; ésta parece ser la divisa. No valen los eufemismos. Hay que acabar con la hipocresía y llamar a las cosas por su nombre pese a quien pese: se trata de divertir al telespectador sin manías, sin censura, con el lenguaje, las situaciones y los gestos más escatológicos. El resultado son unos dibujos de estética minimalista y muy simple, pero de contenido muy agresivo y rompedor. Es la antítesis de Disney: South Park persigue en su forma y en su fondo una imagen feísta y un discurso crudo, violento y, a menudo, escabroso.

En 1999 llega la película. Más grande, más larga y sin cortes. Ahí se riza el rizo. El lenguaje tabernario y provocador se multiplica. La burla no deja a nadie a salvo: el racismo americano y su doble moral son las dianas de Trey Parker y Matt Stonne. De hecho, Parker ya se valió de estos planteamientos para construir filmes ciertamente mediocres: primero Cannibal! The Musical y luego Orgazmo. En aquellos casos eran películas de acción real.

Al pasar a la película de recortables/dibujos animados ya se contaba con la expectación que había despertado la serie en Estados Unidos. Miles de jóvenes y niños (de ello hablaremos más adelante) fueron a ver y celebrar el nuevo producto de la factoría Parker/Stonne.

En España, el film ha durado en los cines dos escasos meses: quizá es porque poca gente conocía la serie. La agilidad narrativa es notable y algunas críticas son lúcidas, pero la sensación final es que el director (Trey Parker) buscan escandalizar, sin escatimar en recursos, por el simple gusto de escandalizar.

Con la excusa de arrasar lo políticamente correcto, los diálogos y las situaciones serán cada ves más salvajes y gamberras -el «fart» y «fuck» se repiten hasta la saciedad (traduzca el lector)-. No se pueden negar los aciertos musicales -la canción Blame Canada fue candidata al Óscar de 1999- ni el interés que despierta ni la sorpresa que desata. Pero creo que eso no es suficiente para construir un producto televisivo sólido y de calidad.

Quizá uno de los objetivos básicos sea, como se irá viendo, retar a la censura en nombre de la libertad de expresión. Pero esta explicación tampoco es definitiva. La lógica, si la hay, de Parker es impenetrable. De hecho en Estados Unidos no hay censura. Existe la Motion Picture Association of America (MPAA), que es un organismo que regula las calificaciones que reciben las películas. La MPAA quería colocar la película South Park fuera del circuito mayoritario: es decir colocar el film entre los que sólo se podían ver con más de 17 años. Trey Parker y Matt Stone batallaron con la MPAA y lograron conseguir la calificación R (menores acompañados). Después de diversos cambios la MPAA quedó satisfecha. Sin embargo, poco después, Trey Parker señaló: «Tras los cambios […que hicimos…] era todavía más sucia. Es la versión más fuerte del film y la ha hecho la propia MPAA».

Cuáles son los objetivos de South Park
Esta es una buena pregunta. ¿Los creadores persiguen hacer unos dibujos entretenidos, sugerentes, capaces de apelar a la inteligencia y al exquisito gusto de los espectadores? Creo que no. Probablemente, Trey Parker y Matt Stonne, apelando a las tendencias más ancestrales del hombre, buscan escandalizar e ir más lejos, cada vez, en nombre de su concepto de libertad. De hecho, la animación no para de reírse de los padres que pretenden mejores contenidos televisivos o cinematográficos para sus hijos. Dentro de la ficción de South Park, Terrance y Philip son unos dibujos canadienses -por supuesto llenos de aerofagia y provocaciones- muy apreciados por los niños protagonistas: Cartman, Stan, Kyle y Kenny los ven con gran regocijo.

Qué sucede: pues que Trey Parker y Matt Stone toman partido por Terrance y Philip (en una palabra, toman partido por ellos mismos) y en contra de los padres. Los padres aparecen como ridículos represores (es decir, la censura) y los dibujos de Terrance y Philip como víctimas de un atentado contra la libertad de expresión.

Resultado: no debe haber ningún límite en los contenidos televisivos y cinematográficos. Todo, auténticamente todo, vale. La risa todo lo justifica, la crítica feroz todo lo trasmuta. Me pregunto si realmente South Park es una crítica. Un joven estudiante de periodismo que me ha ayudado a rastrear información para construir este artículo me dice: «En esta serie de dibujos animados y en este film, no hay crítica. Lo único que hay es un afán, maquillado, por provocar de la forma más fácil que existe (y a la vez menos imaginativa) y obtener unos dividendos suculentos. Estos dibujos antisistema sólo buscan los beneficios que el sistema proporciona».

Quién ve South Park
Lo suelen ver niños y jóvenes a partir de los 11 años. Sin embargo, esta serie y esta película están destinadas a los adultos y la realidad es que, proporcionalmente, son muy pocos los adultos que la ven. El horario protegido de televisión para la infancia y la juventud (de 6 de la madrugada a las 22 de la noche) es estrictamente respetado por Antena 3. Se emite a la 01:00 del domingo. Pero los datos que me llegan -no contrastados estadísticamente- es que algunos niños a partir de 11 años se programan la grabación en vídeo y la ven con gran delectación en horarios menos noctámbulos.

Más noticias, confirmadas por los cines, señalan que la película la entraron a ver una legión de niños a partir de 11, 12 y 13 años. En la taquilla no se puso ningún problema. Además existe un poderoso «merchandising» -muy curioso cuando estamos ante un producto para adultos que se jacta de ser antisistema- que fascina a los chicos y las chicas a partir de trece y catorce años, según me informan diferentes establecimientos. Podemos encontrar: peluches, carteras, mochilas, llaveros vistosos, etc. Desde luego, el destinatario es el preadolescente y el adolescente. Como dice la articulista de El país, Rocío Ayuso (30-VI-2000): «Una pena que sea justo el segmento de audiencia que no debería de estar en los cines viendo el film de acuerdo con las leyes estadounidenses. Porque si alguien se sabe las letras de las canciones «Blame Canada» o «Uncle Fucker» son los menores…»

La conclusión es que los contenidos de la serie y del film no son muy educativos para los menores: hablan de la violencia, del racismo, de la religión, de la familia y la escuela, del respeto entre las personas de un modo muy banal. Se me dirá que South Park es una comedia de dibujos para adultos que pretende criticar la doble moral americana. De acuerdo, yo no reivindico la censura: pero hoy la ven nuestros hijos y nuestros alumnos de menos de 14 años y los educadores debemos dar alguna respuesta. De entrada creo que es difícil sacarle partido didáctica y educativamente en Primaria y ESO. Sólo con los alumnos de Bachillerato se puede comenzar a trabajar.

En cualquier caso se podría empezar por pedir a la gente del mundo de la televisión y el cine, como Trey Parker y Matt Stonne, que fueran más responsables en el uso de su libertad antes de poner en circulación este tipo de productos. Y es que hay que volver a recordar que los protagonistas son niños en una serie de dibujos. Los más jóvenes (niños y preadolescentes) tienden a identificarse con esos personajes y a relativizar la contundencia de sus mensajes pues «no son más que dibujos».

APROVECHAMIENTO DIDÁCTICO

Bachillerato (16-17 años) 
Asignaturas: Lengua, Filosofía y Ética

1.- Realiza una breve caracterización psicológica de los personajes de Cartman, Kenny, Kyle, Stan, Chef, Mr. Garrison, Wendy, Big Gay Al, Jesús, Mrs. Cartman, Jimbo, Ned y Maphesto. En el film se añaden Saddam Hussein y Satán.
2.- Razones del éxito mundial de South Park.
3.- ¿Por qué South Park es una comedia de dibujos para adultos?
4.- ¿Qué significa decir que South Park es una comedia corrosiva, esperpéntica, a menudo de mal gusto y frecuentemente violenta y descerebrada? Si tu opinión es radicalmente contraria, arguméntalo con reflexiones y datos.
5.- ¿Qué significa decir que South Park es un vapuleo a la doble moral y a la hipocresía americana?
6.- Los creadores de South Park (Parker/Stone) reivindican la absoluta libertad de expresión y atacan cualquier cosa que pueda parecerse a la censura. ¿Hay límites en la libertad de expresión? ¿Qué piensas de la censura? ¿Qué es la autoregulación responsable del propio creador de productos televisivos? Para responder a estas preguntas utiliza fundamentados argumentos a favor y en contra.
7.- Se está analizando South Park desde el punto de vista del contenido, sería muy interesante que los alumnos hicieran valoraciones de la forma, de la estética: el feísmo, el sitema de dibujos recortables, el minimalismo escueto que reduce todo a formas muy simples, la música, las canciones, las letras… A veces esta estética recuerda a los dibujos que venían de el Este europeo en la época de la Guerra Fría. ¿Será esta una clave para entender South Park?
8.- Escoge cinco capítulos de South Park con cinco temas distintos planteados y discute el modo de resolverlos. ¿Cómo los habrías resuelto tú? Analiza la letra de alguna canción.
9.- South Park: ¿es una comedia ácrata, antisistema y nihilista que no ofrece esperanza ni perspectivas? o, ¿es una crítica de la sociedad que quiere hacer pensar para dar soluciones positivas a problemas reales?.
10.- El diálogo con los chicos y las chicas puede generar más preguntas y cuestiones muy interesantes. Es importante preguntarles qué otro tema se puede poner sobre el tapete a propósito de South Park. Es fundamental que si se plantean temas nuevos e ideas nuevas los defiendan con argumentos, con datos y reflexión.

FICHA DE PROGRAMA DE FICCIÓN

Valores: Ofrece valores como la crítica a la hipocresía, a la doble moral, al racismo, a la censura.

Contravalores: Muy a menudo es difícil descubrir si critica algún asunto o sólo se ríe de él. El racismo: ¿Se critica el racismo o sólo se ríe con los chistes sobre negros? ¿Crítica la violencia o es un recurso para captar más audiencia? Si sólo es una burla se podría decir que en South Park, a menudo, se tratan asuntos serios con mucha ligereza. Si admitimos que lo ven chicos y chicas de entre 11 y 14 años podemos afirmar que su capacidad para discernir entre burla y crítica es limitada. En esa dirección podríamos afirmar que South Park supone modelos muy poco prosociales.

Verosimilitud / Inverosímil: Es una comedia imposible, a menudo esperpéntica, extravagante y, en esa medida, muy surrealista.

Guión: Muy imprevisible (salvo la periódica muerte de Kenny). Hay que reconocer una imaginación desbordante en cada capítulo. También cada capítulo está aderezado por chistes fáciles para los cuales no hace falta ser un gran guionista.

Interpretación: No se puede hablar de interpretación en sentido estricto. Las voces que dan vida a los personajes están muy bien encontradas en castellano. En inglés no han escatimado esfuerzos para contar con las voces de actores como George Clooney para sus canciones.

Interés
: Tiene interés por muchos motivos: conocer a fondo cuál es el objetivo de esta serie. ¿Saber dónde Parker y Stone se han puesto el horizonte? ¿A dónde van? ¿Qué les importa más: el negocio, por un lado, o la creación de un producto «liberador», iconoclasta, demoledor, por otro? También es posible que South Park sea simplemente un capítulo más del capitalismo salvaje que nos arrolla y que no nos invita precisamente a pensar ni a afinar nuestra recepción estética.

Ritmo
: Acelerado, pero inteligible. Mordaz y bien construido al servicio del espíritu de South Park: todo puede ser objeto de chanza y burla.

Escenarios: Escenarios de la ciudad de South Park en clave feísta. Todo muy escueto: nieve, abetos, cuatro líneas, tres casas.

Firma: Ignasi de Bofarull

ficha técnica

Género: -

Subgénero: -

Año: 1997

Cadena:

Intérpretes: -

Presentador: -

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

South Park es una serie de dibujos en la que cuatros niños (Cartman, Kyle, Stan y Kenny) se meten en todo tipo de conflictos, cuyos desenlaces son imprevisibles y casi siempre disparatados. El lugar es un pueblo del mismo nombre situado en el estado de Colorado (EEUU).

Título original: South Park

Creador: -

Director: -

Guión: -

Productora: -

Duración: 22'

País: -

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: