Dark

Crítica Dark

Análisis

Sin necesidad de monstruos ni grandes efectos visuales, esta ciencia ficción alemana consigue crear un intenso y complejo puzzle que nos atrapará en el espacio-tiempo.


“La distinción entre pasado, presente y futuro es solo una ilusión obstinadamente persistente”. Albert Einstein

Con esta cita comienza la producción alemana original de Netflix, dejándonos claro que no estamos ante un producto ligero, sino que requerirá de nuestra concentración para enlazar –sin mezclar ni confundir– pasado, presente y futuro.

La atmósfera, lúgubre; el tempo, pausado; la fotografía, tenue y sobria; los paisajes, lluviosos; los personajes, oscuros, fieles al nombre de la serie. El equipo técnico de esta serie ha conseguido crear un producto de altísima calidad que cuida hasta la obsesión el más mínimo detalle.

Dark es todo un puzzle de personajes, tiempos e historias. Un bosque con mil caminos, probabilidades y destinos. Con acertijos, algoritmos y dilemas que nos harán plantearnos y perdernos en el concepto del tiempo y el espacio.

Una de sus mayores cualidades, la fotografía, está perfectamente compenetrada con la elección de colores para los personajes, todo en sus planos transmite un halo clínico y frío. Sin embargo, también cada uno de sus encuadres consigue una alta carga de tensión y energía, incluso los más estáticos en los que solo hay miradas y aparentes silencios.

Aparentes porque la acertada banda sonora consigue que en esos momentos (sin palabras), las canciones escogidas basten para acentuar la carga dramática y aportarle mayor intensidad. Desde los clásicos pop de los 80 hasta los temas alternativos de Fever Ray y Soap&Skin nos llegarán a poner los pelos de punta por la cantidad de suspense que suman a cada nueva revelación. Destacar también la canción escogida para el opening, lanzada en 2011 por el compositor alemán Apparat pero que parece realizada expresamente para la serie, debido a su tempo, letra y timbre de voz.

Cocida a fuego lento, pero sin dejar de arder en cada uno de sus capítulos, Dark es para disfrutarla sin maratones, su buen hacer bien merece que tras cada episodio dediquemos un tiempo a interiorizar lo ocurrido y establecer nosotros mismos nuestras propias hipótesis y entrelazados. En este sentido, aplaudimos también el trabajo de casting, tanto por el complejo juego de ligar identidades –muy bien resuelto en cuanto a parecidos– como por la gran labor del extenso equipo de actores y actrices.

Verdaderamente, Netflix ha conseguido superar su buque estrella, Stranger Things, con otra serie de ciencia ficción mucho más adulta y oscura, para una audiencia más selectiva.

Firma: Estefanía González

ficha técnica

Género: Ciencia-ficción, Thriller

Subgénero: Drama

Año: 2017

Cadena: Netflix

Intérpretes: Gina Stiebitz, Jördis Triebel, Lisa Vicari, Louis Hofmann, Maja Schöne, Oliver Masucci

Presentador: -

Público

+18 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Es noviembre de 2019 en Winden, una pequeña ciudad alemana. Dos niños han desaparecido sin dejar rastro. Cuatro familias tratan de entender lo ocurrido sin saber que están a punto de entrar en un tornado sobrenatural, de progresiva intensidad. Aparentemente, los hechos podrían tener relación con un acontecimiento terrible sucedido en 1986.

Las familias lucharán por encontrar a los niños, mientras los secretos, el horror y la sorpresa van haciendo su entrada.

Título original: Dark

Creador: Baran bo Odar, Jantje Friese

Director: Nikolaus Summerer

Guión: Baran bo Odar, Jantje Friese, Marc O. Seng, Martin Behnke, Ronny Schalk

Productora: Netflix

Duración: 57'

País: Alemania

Temporada: 1

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: