Atrapa a un ladrón

Crítica Atrapa a un ladrón

Análisis

Suspense y comedia en una serie que funciona bien como entretenimiento si se evita comparar con la película de Hitchcock en la que se basa. No aspira a más que a plantear una secuencia de robos sencillos mezclados con toques cómicos.


Lola Garay y Juan Robles, el matrimonio protagonista, no pretenden ser los personajes de la joya de Hitchcock, sino que más bien son una reinvención moderna. Mientras que él no es un caballero de los 60 como Cary Grant, ella tampoco es el prototipo de mujer con glamour que encarnaba Grace Kelly. Al contrario, es más actual, enérgica e independiente. Por eso, quien busque un remake de la película homónima de 1955 se llevará una gran decepción. Aunque la serie está basada en la premisa de la misma, no ambiciona construir unos papeles y contextos complejos.

En vez de eso, el título de Javier Olivares es un producto ligero, entendible para un público amplio, con ritmo ágil y bastante humor. Es cierto que la propuesta contiene conceptos del famoso director, como el del falso culpable, y varios guiños hacia él –se hacen referencias directas a otra de sus películas–. Sin embargo, la historia es bastante floja y está llena de resoluciones precipitadas, predecibles y evidentes. La mayoría de los golpes tienen una preparación interesante pero no tienen complicación y resultan intrascendentes. Además, mezclado con toques de comedia, acaba pareciéndose más a una crónica de los hombres de Ocean’s.

El guionista ha sabido aprovechar el tono de la película original para desarrollar diez capítulos que entremezclan el suspense con momentos cómicos. Y también intenta guardar ciertos paralelismos con el producto en el que se basa, aunque sea en la imagen y el capítulo piloto.

Pablo Echarri y Alexandra Jiménez tienen buena química y tratan de defenderse interpretando a unos personajes poco desarrollados. Quizá Lola sí que tiene una evolución algo mayor, ya que a lo largo de la temporada va adoptando diferentes actitudes que pueden hacer alternar la empatía de la audiencia hacia ella.

Un poco más en profundidad, la narrativa llega a tratar temas serios, como las relaciones familiares, muy complejas en el caso de los Robles. No obstante, a grandes rasgos, es una apuesta sencilla sobre robos de arte, con comedia, ironía y abierta a todos los públicos, no solo a los seguidores de Hitchcock (que serán los más críticos con ella).

A pesar de que a veces se haga pesada, y eludiendo las comparaciones indebidas con la película, Atrapa a un ladrón es una producción que funciona muy bien como entretenimiento y aporta un buen rato con una trama criminal simple y divertida.

Firma: Patricia Amat

ficha técnica

Género: Serie

Subgénero: Comedia

Año: 2019

Cadena: Movistar+

Intérpretes: Agustín Sullivan, Alexandra Jiménez, Cecilia Rossetto, Daniel Fanego, Luis Machín, Pablo Echarri, Roberto Carnaghi

Presentador: -

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Lola es policía en Barcelona y se casa con Juan, un viudo argentino que tiene una hija. Justo después de la boda, descubre que su marido había sido ladrón y alguien está intentando suplantar su identidad criminal. A causa de eso, su tío Román es detenido injustamente. Sin quererlo, el matrimonio se ve envuelto en una red de robos y falsificaciones en la que deberán demostrar que Román es inocente.

Título original: Atrapa a un ladrón

Creador: -

Director: Pablo Vásquez

Guión: Javier Olivares, Jordi Calafí

Productora: Viacom International Media Networks

Duración: 50'

País: España

Temporada: 1

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: