¿Por qué tiene tanto éxito Fortnite? (usuarios)

El éxito de Fortnite se debe a varios motivos. Evidentemente, el primero es el equipo que está detrás del juego. Se trata de Epic Games, creadores de dos grandísimas sagas de acción de las últimas generaciones –entre otros –: Gears of War y Unreal Tournament. Esto quiere decir que algo de experiencia tendrán en hacer juegos de acción. Su calidad, por lo tanto, está contrastada.

Por otro lado, lo han sabido vender muy bien. El elemento de construcción a lo Minecraft ha sido un buen reclamo aunque aquí se construye solo para parapetarse, no para dar rienda a la imaginación de manera creativa, como en el juego de Mojang. Además, el editor para construir es mucho más limitado. Sin embargo, en su defensa, he de decir, una vez más, que está implementado de una forma muy inteligente en la estructura del juego.

Planteamiento

Pero el principal éxito de Fortnite Battle Royale es el planteamiento: nos enfrentamos uno o varios contra el mundo. Y eso es algo muy interesante porque mezcla el reto de la supervivencia con la exhibición de nuestra habilidad o inteligencia ante nuestros amigos. Se trata de sobrevivir y si no lo conseguimos rápidamente podemos entrar en otra partida. La adicción se genera con el deseo constante de intentarlo otra vez. No quiero parar de intentarlo porque quiero ganar. Este no parar te lo ofrece Fortnite sabiamente. A esto se une el sistema de recompensas y lógicamente los muchos extras que desbloqueamos “previo pago”.

Componente social

El componente social también es clave. No hay interés en que los jugadores se identifiquen con el juego. Aquí no prima una historia donde las relaciones entre personajes nos hagan sentir –como puede pasar en Metal Gear Solid, The Last of Us o hasta en un Tomb Raider–. Aquí se personaliza el usar y tirar. Es el claro ejemplo de lo que persigue un anuncio de televisión cuando quiere poner algo de moda: Que impacte, que se recuerde durante un corto periodo de tiempo y que genere ganancia.

La “magia” de Fortnite es que no nos permite descansar. Es acción frenética online sin descanso. ¿Es peligroso? ¿Tiene algo positivo? Depende cómo lo miremos…

En realidad, no se trata de una modalidad totalmente nueva (Player Unknown ya había estado proponiendo algo parecido), pero la han sabido potenciar. Todo esto, aderezado con un estilo visual casi cartoon y un chat que te permite relacionarte en todo momento, da como resultado un fenómeno entre adolescentes y preadolescentes.
¿Es malo y peligroso? ¿No tiene nada bueno? Pues ni una ni otra. Es un juego que sin control puede ser verdaderamente peligroso, pero que con control o autocontrol no tiene por qué serlo.

¿Positivo?

Pues es la pregunta del millón. Por más que lo juego, tampoco veo un claro motivo por el cual recomendártelo. ¿Hace falta que algo sea dañino para no ser recomendable? Pongo como ejemplo, la frase de una madre en una sesión de hace unos años: “¿No es mejor que mi hijo juegue al GTA a que esté fumando porros en la calle?”. Otras cuestiones: ¿Es mejor el Fortnite que el GTA? Sí, por supuesto. ¿Es mejor una hora de Fortnite que…?

A ver. No nos engañemos. Si quieres jugar a este juego debes saber que ha tenido éxito por todo lo que he contado y porque es tremendamente adictivo. El tema de la adición ya lo he comentado: te engancha el cerebro y te hace dedicar mucho, demasiado tiempo. Tienes que saber que es muy importante dosificar el tiempo de juego para no perjudicarte a ti mismo.

Incluso algunos youtubers famosos hacen quedadas en partidas online multitudinarias.

Pero el tema de la conexión online también es esencial. Como ya ha pasado con otros éxitos como Clash of Clans, la posibilidad de poder crear chats de juego te permite hablar con tus amigos y crear estrategias. Interesante, porque así puedes cooperar con ellos. Pero como todo, tiene su parte negativa: ausencia de control porque entre todos los amigos os arrastráis unos a otros. Y ya se sabe que… cuando hay ausencia de control, puedes, sin querer o queriendo, entrar en contacto con un desconocido y eso puede provocar otros riesgos, relacionados con el abuso, el ciberbullying, la suplantación y la falta de seguridad, etc. Si no pones límites, es tremendamente peligroso. Si lo usas bien y te lo demuestras a ti mismo, eres el más listo.

Debes saber también que hasta mis alumnos adolescentes reconocen que les encanta el juego pero dicen que no se puede comparar con otros juegos de consola. Será porque lo ven con una estética demasiado infantil o simple en cuanto al sentido estricto de un videojuego tradicional.

Firma: J. Carlos Amador / Domingo Malmierca