Mucho ruido y pocas nueces (2012)

Análisis

La eterna modernidad de William Shakespeare le ha ayudado a ostentar el cargo de uno de los autores con más obras consideradas como grandes e imprescindibles clásicos. De manera especial, sus comedias mantienen una envidiable juventud en cuanto a la eficacia de sus juegos de palabras, subtexto y capacidad de encumbrar hasta los personajes más secundarios.

De ahí que hacer una adaptación de Shakespeare resulte una tarea complicada y un arma de doble filo. La cosa puede resultar un éxito y convertirse en un ameno, explosivo y vitalista homenaje, como el Mucho ruido y pocas nueces de Kenneth Branagh; puede convertirse en una obra de originalidad y profundidad meritoria, como Ran de Akira Kurosawa; o destrozar el texto y su sentido primigenio con una insultante película para adolescentes como Ella es el chico.

Joss Whedon ha logrado algo mínimamente digno para las aspiraciones sencillas y casi vacacionales que tenía. Como descanso del rodaje de la exitosa Los Vengadores, Whedon rescató la comedia shakespiriana, buscó un grupo de amigos actores (muchos de ellos ya vistos en cine y televisión) y bajo la tutela de su mujer Kai Cole (productora ejecutiva) y bajo el techo de la casa de ambos rodaron en 12 días una curiosa versión.

Con mucha fidelidad al texto original, todo lo que es vestimenta de espacios y personajes está totalmente pegado a la actualidad: coches, teléfonos móviles, cámaras de seguridad y cócteles, entre otros elementos, desfilan por la pantalla “adornando” las frases de Benedicto, Beatrice, Hero y compañía.

Esto ocasiona cierto nivel de distorsión, pues la fotografía en blanco y negro no salva de que, en ocasiones, el texto entre en cierto conflicto con el contexto. Sin duda, la auténtica gracia y virtud del film está en los versos del poeta de Stratford, a los que Whedon añade algún acertado gag visual al estilo del slapstick. Algo más descolgados y sin sentido resultan un prólogo con problemas de encaje temporal y dramático en el guión, y una fortuita relación lujuriosa entre Don Juan y una femenina Cornado.

Entretenida para el espectador amante de Shakespeare, que sepa dejarse llevar por los versos sin importarle mucho la simplicidad de la propuesta.

Firma: Lourdes Domingo

ficha técnica

Director: Joss Whedon

Guionistas: Joss Whedon

Intérpretes: Alexis Denisof, Amy Acker, Clark Gregg, Fran Kranz, Jillian Morgese, Nathan Fillion, Reed Diamond, Sean Maher

Género: -

País: EE.UU.

Fecha estreno: 20/12/2013

Lenguaje: Culto

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Beatriz y Benedicto son dos jóvenes que no creen en los poderes del amor. Claudio, por el contrario, locamente enamorado de Hero, defiende el amor y desea casarse con ella por encima de cualquier cosa. Obsesionados con unir a Beatriz y Benedicto, la pareja y todos los que les rodean preparan un plan que intentará unirlos para siempre. Pero varios acontecimientos cómicos y trágicos se interpondrán en el camino a la felicidad.

Título original: Much ado about nothing

País: EE.UU.

Duración: 109'

Fecha producción: 2012

Distribuidora: Betta Pictures

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: