Mistress America

Análisis

Noah Baumbach firma y filma una nueva película con Greta Gerwig, musa personal y profesional con la que ha rodado también Frances Ha, de la que Mistress America parece una continuación. En esta nueva producción, Baumbach descongela las cuestiones sobre los sueños propios, la madurez y la configuración de la identidad personal.

A este director de Brooklyn le sucede algo análogo a su amigo Wes Anderson, con quien ha escrito Life Aquatic y Fantástico Sr. Fox: las constantes en sus películas son claras, diáfanas y marcadas por el divorcio de sus padres. Esta cuestión late de fondo en la vida de ambas protagonistas, Brooke y Tracy, a través de las cuales el guión construye un lúdico y a veces lúcido trabajo sobre la feminidad contemporánea. La manera en que se relacionan dos mujeres de dos generaciones contiguas (casi treinta y casi veinte años respectivamente) se presenta como una alquimia entre el anhelo de amistad, de ser familia y de constituir una fuente de inspiración vital y, para Tracy, literaria.

De este modo, como acontece en otras películas de Baumbach, las tramas revelan unos personajes a la caza de relaciones fuertes y sólidas, mientras pasean por momentos erráticos (espejismos de esa perennidad) e incluso de intranscendencia o vulgaridad. La misma actriz Greta Gerwig, en la piel de roles como el presente, el de Frances Ha, Lola versus o Damiselas en apuros, se está convirtiendo en una especie de icono de mujer congelada en el tiempo y capaz de disfrazarse de Peter Pan y de ejecutiva en una misma mañana.

Mistress América también debate sobre la ética literaria. El guionista y director, hijo de críticos cinematográficos, dibuja la envidia con una sonrisa, aunque sin piedad, a la vez que muestra la dialéctica entre la sinceridad con una persona que inspira y su instrumentalización para lograr un relato inspirado. De igual manera, y muy acorde con los tiempos, se vincula casi al mismo nivel el ansia del artista por ser admirado, diferente y dejar huella con la actitud de posado en las redes sociales. En ambos casos, el eje de la propia existencia reside en cómo nos perciben y valoran los demás y no tanto uno mismo.

El cine de Baumbach está concebido, pensado y empaquetado para un público joven, inmerso en la dinámica de etiquetas como hipster o muppie. En realidad, en la mayor parte de sus títulos y de modo particular en el presente, establece una especie de diálogo compenetrado con esa generación urbana que tiene problemas en localizar el rostro atractivo de la madurez (sólo hay que observar las difusas y débiles figuras de los padres de Brooke y Tracy). Baumbach les cuchichea consejos de hermano mayor y lanza alertas sobre su situación, no obstante, el guiño puede a la idea de ir más allá en el mapa antropológico.

De hecho, en Mistress América, el envoltorio determina el ritmo y alcance de su retrato generacional. Música de los ochenta -original del momento u original para la película, pero con ecos de esa década-; una ciudad vestida en cada escena para convertirse en un momento teatral-literario muy remarcado y unos diálogos acelerados y chispeados por una escritura altamente estilizada. En este sentido, las réplicas de los personajes son menos eficaces que las de otras propuestas de este cineasta; se notan más forzadas, a pesar de su voluntad de parecer frescas. Es el riesgo de encadenar a los protagonistas en un universo tan propio. Como le sucede a Woody Allen, a veces el resultado es magnífico y otras menos lustroso.

En definitiva, un cóctel no sorprendente y sí muy pasajero, aunque no puede negarse que deja algo interesante a su paso.

Firma: Lourdes Domingo

ficha técnica

Director: Noah Baumbach

Guionistas: Greta Gerwig, Noah Baumbach

Intérpretes: Greta Gerwig, Heather Lind, Jasmine Cepas Jones, Lola Kirke, Matthew Shear

Género: Comedia, Drama

País: EE.UU.

Fecha estreno: 20/11/2015

Lenguaje: Vulgar

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Tracy llega a la universidad. Intenta integrarse en las rutinas sociales de su facultad de letras, pero cada vez se siente más alejada de trazar amigos o triunfar como escritora incipiente. Sin embargo, cuando conoce en Nueva York a la que será su hermanastra -una mujer de 30 años que lleva una vida llena de sueños e imprevistos- todas sus inseguridades dan un giro.

Título original: Mistress America

País: EE.UU.

Duración: 84'

Fecha producción: 2015

Distribuidora: Fox

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: