Minúsculos: el valle de las hormigas perdidas

Análisis

Minúsculos: el valle de las hormigas perdidas no es una película más de animación o de animales. Tiene mucho de Bichos (y por consiguiente de Los siete magníficos y su originaria Siete Samurais), de Buscando a Nemo e incluso de la Abeja Maya. Pero Minúsculos tiene algo más, o si se quiere, algo menos, ya que es muda, completamente muda. No escuchamos una sola palabra durante todo el metraje y ni falta que le hace. Minúsculos recoge la idea de los pioneros del cine que a través de la pura imagen lograron transmitir, como aquí encontramos, acción, temor, osadía, ironía o peligro.

Es cierto que existe una cuidadosa banda sonora que reproduce sobresaltos y sonido ambiente (logradísimo el tráfico primaveral) y ayuda a que comprendamos completamente los sentimientos de los protagonistas y todo lo que pasa por la pantalla, pero esto no le resta un ápice de valentía y calidad a esta fabulosa apuesta.

Y si para narrar la historia acuden al lenguaje visual de esos pioneros del cine, para su plasmación en imágenes han utilizado las técnicas más modernas de animación en 3D, por lo que el resultado es una bellísima y fascinante recreación de la naturaleza que envuelve al espectador y lo hace casi aspirar el aroma de un campo en primavera.

Los responsables de esta maravilla son Thomas Szabo y Hélène Giraud, que llevan varios años realizando una serie de televisión, Minúsculos, la vida privada de los insectos, y que ahora han decidido trasladar al cine asumiendo por completo el reto de trabajar con el lenguaje cinematográfico.

La historia es sencilla y, como decíamos al principio, tampoco especialmente novedosa. Los niños de cualquier edad comprenden las vicisitudes de la pobre mariquita protagonista y los peligros a los que tendrá que hacer frente, acompañada de las hormigas que intentan defender una caja de estimulantes terrones de azúcar. Tienen cabida, por supuesto, todos los valores que se asocian a los cuentos infantiles: la amistad, el compromiso, la lealtad, el espíritu de superación y el de servicio y la ayuda desinteresada a los desconocidos.

Puede parecer que, en cuanto al tema y a la acción, Minúsculos no aporta nada nuevo. Pero como también he comentado, la grandeza de esta película no viene tanto por el contenido sino por la forma. Es de agradecer que el cine recupere su esencia contemplativa; que los niños (y los adultos) comprendan que hay otros tipos de lenguaje, mucho más habituales que el hablado, que a veces no percibimos ya que exigen mirar al otro; y mirarle con atención y detenimiento.

Quizá observar a los habitantes del valle de las hormigas perdidas nos sirva de entrenamiento para ser capaces de escuchar las llamadas silenciosas de tanta gente que nos rodea.

Firma: Esther Rodríguez

ficha técnica

Director: Hélène Giraud, Thomas Szabo

Guionistas: Hélène Giraud, Thomas Szabo

Intérpretes: -

Género: -

País: Francia

Fecha estreno: 08/05/2015

Lenguaje: Mudo

Público

+7 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Valores

Una mariquita recién nacida pierde a su familia y en su búsqueda queda atrapada en medio de la guerra de dos tribus de hormigas que pelean por los restos de un picnic.

Título original: Minuscule: La vallée des fourmis perdues

País: Francia

Duración: 82'

Fecha producción: 2013

Distribuidora: Festival Films

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: