Mad Max: furia en la carretera

Análisis

El creador de la mítica saga (protagonizada por Mel Gibson y cuyo estreno tuvo lugar en 1979), George Miller, reinventa su particular y pionero género apocalíptico y lo reviste con todas las posibilidades que ofrece el cine del siglo XXI. Futurista y conscientemente decantada hacia el western, Mad Max: furia en la carretera recupera aquella sociedad enloquecida y atroz que luchaba, ya hace más de 30 años, por la gasolina, la munición y el agua.

Sin embargo, los años no pasan en balde y, al igual que las técnicas audiovisuales, el espectador ha evolucionado. Ya no valen las cúpulas de hierro patrocinadas por Tina Turner, ahora Mad Max es más: más dura, más salvaje, más espectacular, más cara y, en definitiva, más excesiva. La exageración forma parte de las batallas, de la desesperación, de la opulencia, del poder y de la maldad.

La cinta se rueda en perfecta armonía con lo que narra, se percibe el cuidado del rodaje, los cambios de plano, la iluminación, el color y de ritmo que llegan siempre al espectador en el momento justo y duran lo estrictamente necesario para transmitir la sensación que busca: acción trepidante, oscuridad, ambición, traumas, redención, derrota, desolación y esperanza. La música irrumpe también con acierto y se convierte en una compañera irrenunciable.

A pesar de los pequeños y estéticamente estudiados episodios de calma, Mad Max es un continuo movimiento. En la extensión del desierto o en las cuevas y entre rocas todo es convulso y extenuante. Persecuciones constantes, el peligro que siempre acecha y los violentos encuentros dejan al espectador exhausto, pero satisfecho.

Destaca el gran trabajo de maquillaje y efectos que, por otro lado, justifican el presupuesto del film (ronda los 100 millones de euros). También los personajes principales aguantan, compartiendo protagonismo y sembrando incógnitas que, seguramente, servirán para entregas posteriores.

En definitiva, Mad Max: furia en la carretera es un espacio con personalidad propia que derrocha espectáculo sin olvidar rasgos de humanidad y un certero sentido del humor. Una cinta en la que es fácil creer y participar por estar bien contada, bien filmada y rebosar locura colectiva.

Firma: Mar Pons

ficha técnica

Director: George Miller

Guionistas: Brendan McCarthy, George Miller, Nick Lathouris

Intérpretes: Angus Sampson, Charlize Theron, Hugh Keays-Byrne, Nicholas Hoult, Tom Hardy, Zoe Kravitz

Género: -

País: Australia, EE.UU.

Fecha estreno: 15/05/2015

Lenguaje: Coloquial

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Valores

La Tierra está devastada y los hombres sobreviven en un mundo de polvo y sangre. Inmortal Joe tiraniza una Ciudadela donde las mujeres son esclavizadas y los niños educados como soldados. El ejército de Inmortal es tan fiel a su líder que les resulta todo un honor sacrificar su vida y obtener, así, una feliz recompensa en el más allá, o lo que ellos llaman el Valhala.

Max es un lobo de la carretera, solitario y atormentado por sus fantasmas del pasado. Posee un agudo instinto de supervivencia y ninguna empatía con cualquier otro ser humano. La oportunidad para escapar se le presenta en una batalla contra un convoy desertor y, de esta, sale acompañando a un grupo de mujeres en busca de la libertad.

Título original: Mad Max: fury road

País: Australia, EE.UU.

Duración: 120'

Fecha producción: 2015

Distribuidora: Warner Bros

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: