La visita

Análisis

Shyamalan retorna a la pantalla, tras su inciso y participación parcial en la serie Wayward Pines. Después de dos títulos (Airbender y After earth) muy alejados de la primera parte de su filmografía, parece que recupera su voluntad de inquietar al espectador.

Sin embargo, esa voluntad ha perdido la melancolía y quietud que propiciaban sus primeros trabajos. En La visita, mantiene alguna de sus constantes y corre a la búsqueda del gran público joven ávido de terror y sentido del humor. En esta aventura se ha asociado con un productor de éxitos en sala como es Jason Blum (Insidous, Paranormal activity). De este modo, el resultado es ambivalente pero funciona y encaja varias difíciles piezas.

Por ejemplo, funciona de principio a fin con el lugar común del manuscrito (cinta) encontrado, que son las imágenes que los dos nietos registran continuamente con sus cámaras. Y ahí se nota el dominio que Shyamalan tiene del plano, su encuadre, tiempo y movimiento. Sí, aparecen clichés, como sorpresas, aunque éstas no dominan la escena. Pero el juego entre esas grabaciones, los reflejos en ventanas, espejos y la pantalla del ordenador permiten al director seguir ejecutando sus fuera de campo y su querencia por el plano fijo y la profundidad del espacio.

Esta idea del metalenguaje se prolonga en la dialéctica entre hermanos que, de manera natural y sin sonar apenas impostado, van disertando sobre cómo debe ser una secuencia de apertura, el valor del lenguaje clásico o incluso la ética de la imagen en la era del reality.

Mientras, transcurre una historia terrorífica, donde se dinamita la ternura y seguridad que inspira la figura del abuelo/a en la sociedad. Y esto, además, con un sentido del humor macabro que no se adaptará a todos los paladares.

Pero el Shyamalan de siempre no desparece en ese giro siniestro y conjuga esa trama con otra sobre la unidad y comunicación familiar; una de las constantes de su filmografía. También ahí funciona el encaje de lo dramático (el abandono paterno y la separación entre su madre y abuelos) y está muy conseguido, en especial, cómo va destapando la careta a la situación de cada uno de los hermanos.

Shyamalan siempre ha sido un director muy criticado. No entraremos en eso. No obstante, no puede negarse que es un gran creador de imágenes. Repasando sus siete primeras películas, nos ha dejado imágenes que perduran y siguen suscitando inquietud. En esta ocasión, ha dejado otras cuantas. La casa de los abuelos no volverá a ser la misma.

Firma: Lourdes Domingo

ficha técnica

Director: M. Night Shyamalan

Guionistas: M. Night Shyamalan

Intérpretes: Deanna Dunagan, Ed Oxenbould, Kathryn Hahn, Olivia DeJonge, Peter McRobbie

Género: Terror

País: EE.UU.

Fecha estreno: 11/09/2015

Lenguaje: Coloquial

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Becca y Tyler son dos hermanos que pasan un fin de semana en la remota granja de sus abuelos en Pensilvania. Allí, los niños descubren que los encantadores ancianos están metidos en algo profundamente inquietante.

Título original: The visit

País: EE.UU.

Duración: 94'

Fecha producción: 2015

Distribuidora: Universal Pictures

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies