La cabeza alta

Análisis

Emmanuelle Bercot es la primera mujer en abrir el Festival de Cannes desde el año 1968. Y lo hace en esta 68 edición con La cabeza alta, un drama social que muestra la dura vida de Malony, un chico que desde pequeño hasta los 18 años va camino de convertirse en un delincuente. Es un niño airado y violento, con una madre joven e irresponsable, a la única que respeta, además de a su hermano pequeño.

Técnicamente la película es correcta, los personajes son muy creíbles, la trama es sólida debido al realismo cercano al documental con que presenta la situación y sus protagonistas. A esto ayuda el uso de primeros planos, que hace que aumente la cercanía con el espectador y por consiguiente la tensión ante la historia.

La cabeza alta cuenta con muy buenas interpretaciones, por parte del protagonista, su madre, del educador -Benoît Magimel- y la juez, el personaje de Catherine Deneuve, que representa la justicia francesa, pendiente y exigente de estos niños en crisis vital, intentando ayudar a la desestructurada familia del protagonista mostrando en la película todos los medios que pone el estado para ayudar en estos casos: desde el educador social hasta el centro de acogida de menores y si es preciso la cárcel.

Además, la violencia verbal y dos escenas de sexo explícitas están innecesariamente presentes en el film, como una muestra más del puro instinto que encadena al pobre Malony. Aun así, muy al final, hay algún momento gracioso, como cuando el chico descubre la existencia de algo llamado autoestima, y accede sorprendentemente a hacer un taller que le ayuda a relajarse por primera vez, respiro que los espectadores agradecerán.

El problema de la película es su extenso metraje, la parte central se hace larguísima y pesada. Malony se pasa la mayoría de la película con la cabeza bien alta, lleno de odio y de rabia. No es hasta el final que el hecho de quedar como un irresponsable ante una situación clave de la película, le empuja a cambiar y a asumir su futuro.

Podría entenderse como una muestra más de autoafirmación egoísta pero al final se ve cómo le llena, por fin, el orgullo bueno de preocuparse por lo más importante. Un rayo de esperanza en medio de una situación que podía acabar peor de lo que había empezado. Con todo, La cabeza alta es una película simple y prescindible, pero que al final saca algo positivo de una cruda realidad.

Firma: Begoña Arribas

ficha técnica

Director: Emmanuelle Bercot

Guionistas: Emmanuelle Bercot, Marcia Romano

Intérpretes: Aurore Broutin, Benoît Magimel, Catherine Deneuve, Ludovic Berthillot, Rod Paradot, Sara Forestier

Género: Drama

País: Francia

Fecha estreno: 18/09/2015

Lenguaje: Vulgar

Público

+18 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

El joven Malony lleva desde que tenía 6 años entrando y saliendo del juzgado de menores. Florence, instructora de menores a punto de jubilarse, y Yann, educador que también tuvo una infancia difícil, intentaran ayudar al chico de 15 años para reformar su comportamiento. Por ello, Malony es enviado a un centro educativo, donde conoce a Tess, que al final le ofrecerá una razón para cambiar.

Título original: La tête haute

País: Francia

Duración: 120'

Fecha producción: 2015

Distribuidora: Vértigo Films

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies