Maquia, una historia de amor inmortal

Crítica Maquia, una historia de amor inmortal

Análisis

Una nueva maravilla del anime nipón que nos traslada a un inmenso mundo de imaginería. Okada, reconocida guionista del género, nos brinda una obra de gran delicadeza narrativa y visual.


Tras veinte años de experiencia como guionista en el mundo del anime japonés, Maquia, una historia de amor inmortal es la ópera prima cinematográfica de Mari Okada, donde no sólo se ha responsabilizado del guion sino también de la dirección.

En esta visualmente magnífica pieza, Okada nos transporta a un mundo de fantasía que, con bellos y cuidados planos generales, recuerda en ocasiones al épico mundo de Juego de tronos. Sin embargo, sólo las ciudades, los dragones y sus reinos en guerra nos hacen pensar en ese otro universo, pues la historia de Maquia viene aderezada con la habitual delicadeza de Okada en el tratamiento de los personajes y sus sentimientos (recordemos sus grandes éxitos como guionista, la película El himno del corazón y la serie Anohana: the flower we saw that day).

Una vez dicho esto, no obstante, no hay que confundir este film animado con un producto infantil. Maquia es un emotivo y personal homenaje a la maternidad y aborda temas tan universales como la soledad, la pérdida y el amor, pero también muestra la guerra y una evolución del amor materno filial posiblemente compleja y confusa de comprender para menores de catorce años.

Por otro lado, aunque los años pasan rápido en la cinta, esta se alarga hasta casi dos horas de metraje y, aún así, ofrece tantas subtramas y personajes secundarios que quedan desdibujados al no tener su merecido espacio entre los grandes saltos de tiempo.

Después del apabullante éxito obtenido en su país de origen y de haber obtenido el premio a la Mejor película en la sección Fantastic Discovery del Festival de Cinema Fantàstic de Sitges, llega ahora a las salas de cine acompañada de un preestreno en el Salón del Manga de Barcelona. Allí se presentó, y parece que con el respaldo de la crítica, como una de las grandes obras maestras del anime.

Si bien la animación nipona nos vuelve a brindar una maravilla visual altamente recomendable, Maquia ofrece, sin embargo, demasiado melodrama y –quizá por este motivo o por su excesiva duración– no genera esas ganas de volver a verla que sí provocan, por ejemplo, los últimos estrenos del género en la gran pantalla como Your name o A silent voice (todo esto, sin ir más allá y sin citar las obras maestras del exitoso Studio Ghibli).

Firma: Estefanía González

ficha técnica

Director: Mari Okada

Guionistas: Mari Okada

Intérpretes: -

Género: Animación, Drama, Fantasía

País: Japón

Fecha estreno: 09/11/2018

Lenguaje: Coloquial

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Maquia es una tímida y solitaria chica lorph de quince años que proviene del Clan de los Separados. Su raza vive alejada de los hombres pues, si bien son de apariencia humana, su pelo rubio y rasgos delatan su capacidad de mantenerse joven durante siglos y siglos.

Mientras en la tierra de los pacíficos lorph estos se dedican a tejer una preciada tela llamada Hibiol, el rey de Mezarte planea unir la sangre de una lorph a la de su línea sucesoria para asegurarse su dominio sobre otros reinos. Este hecho definirá el futuro no sólo de la raza lorph sino también el de Maquia, quien, tras el ataque a su pueblo, se cruza en su camino con un bebé humano al que decide adoptar y criar como propio.

Título original: Sayonara no asa ni yakusoku no hana o kazarô

País: Japón

Duración: 115'

Fecha producción: 2018

Distribuidora: Selecta Visión

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies