El cuarto reino. El reino de los plásticos

Crítica El cuarto reino. El reino de los plásticos

Análisis

Un documental observacional donde las imágenes son tan capaces de contar como la cotidianidad de los protagonistas. Adán y Álex consiguen que las historias de vida se expliquen de forma interesante, detallada y profunda.


El cuarto reino. El reino de los plásticos no ha dejado indiferente a nadie: consiguió una nominación a los Premios Goya en 2018, obtuvo galardón en el Festival Big Sky de Montana y alcanzó el primer premio al mejor documental nacional en el certamen DocumentaMadrid y el premio Filmin. Presente en más de 45 festivales internacionales, lo hemos podido ver recientemente en el Festival de San Sebastián, donde fue finalista a los Premios Lurra de Greenpeace y próximamente se emitirá en Abycine, l’Alternativa y NY Documentary.

Adán Aliaga y Álex Lora son los dos cineastas que codirigen y han hecho recorrer su trabajo por los certámenes de todo el mundo. Todo gira alrededor de Sure We Can, una iniciativa que la monja española Ana Martínez de Lucro fundó en uno de los barrios de Nueva York, Williamsburg. Una idea simple, pero con mucho potencial: que las personas puedan cambiar latas y plásticos por unas monedas. Es un proyecto con doble acción. Por un lado, ofrece una oportunidad para los ciudadanos con menos recursos y, por el otro, se fomenta el reciclaje de los residuos urbanos. Sin embargo, los directores ya nos dejan entrever con una irónica introducción el tema principal del film: la farsa del sueño americano.

El ritmo recuerda a la última película de Alfonso Cuarón, Roma, que deja que la trama fluya por sí sola, dejando como única actriz a la cotidianidad. Son las conversaciones y las reacciones de los personajes lo que va conformando el guion, como si se tratara de una receta que se debe cocinar a fuego lento. Sin duda, esto permite a Adán Aliaga y a Álex Lora hacer un retrato profundo de cada uno de los protagonistas.

Asimismo, la elección de las imágenes es crucial en este documental. No solo están cuidadas y son preciosas, sino que muestran detalles que suman significado y permiten al espectador sumergirse aún más en el reino de los plásticos.

Aquellos espectadores cuyos ojos no estén acostumbrados a este tipo de largometrajes observacionales pueden pensar que es aburrido y lento. Sin embargo, es precisamente por el tempo y el tratamiento fotográfico que los dos cineastas han conseguido explicar estas historias de vida con respeto.

Firma: Silvia Blanco

ficha técnica

Director: Adán Alianga, Àlex Lora

Guionistas: Adán Alianga, Àlex Lora

Intérpretes: -

Género: Documental

País: España

Fecha estreno: 22/11/2019

Lenguaje: Coloquial

Público

+12 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

El cuarto reino retrata el día a día de Sure We Can, un centro de reciclaje ubicado en el barrio de Williamsburg, Brooklyn. En él trabajan personas con pocos recursos y que convierten la basura en su forma de ganarse la vida. Para los protagonistas, recoger los plásticos de una sociedad consumista es mucho más que eso: es la salvación a sus vidas del alcoholismo, la drogadicción o la pobreza.

Título original: El cuarto reino. El reino de los plásticos

País: España

Duración: 83'

Fecha producción: 2019

Distribuidora: -

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: