El creyente

Crítica El creyente

Análisis

Pese a estar bien ejecutada y ser muy veraz en lo que cuenta, el director aporta un tinte desesperanzado (bajo un afán de ser humanista) a un film en el que debería resaltarse la alegría.


Cédric Kahn escribe y dirige esta película totalmente inspirada en la Comunidad del Cenacolo. Esta comunidad fue fundada en el 1983 por la Madre Elvira. Actualmente, sus casas se encuentran alrededor del mundo y ayudan a salir de las drogas y de cualquier situación de adicción o fracaso personal a miles de jóvenes cada año. Su éxito está basado únicamente en el Amor (fraternal y espiritual). En la Cenacolo no hay medicamentos ni médicos y los superiores son aquellos que llevan más tiempo en el camino de la comunidad.

Este ha sido el impactante escenario que ha escogido el controvertido cineasta para plantear su siguiente largometraje. Y sin querer poner maldad en ello, al menos eso esperamos, Kahn (Feux Rouges) hace su propia interpretación del retrato.

Cinematográficamente la cinta cautiva por muchos motivos. Primero por Anthony Bajon, que se ha merecido el premio a mejor actor en el Festival de Berlín y su nominación en los Premios César. Del mismo modo, Yves Cape también atrapa con su trabajo fotográfico en el que retrata, de manera costumbrista, cada paisaje, la rutina de la casa, etc. El director también pone interés en plasmar la desgracia de vivir en un mundo deshumanizado y en cómo las adicciones destrozan vidas y familias. Y ante ello, plantea la importancia de la amistad y de una comunidad para salir de estas situaciones.

Sin embargo, el enfoque de esta idea deja que desear. Pese a retratar concienzudamente todas las costumbres de la casa (como los testimonios, las obras de teatro, la fiesta de verano, la comunidad de chicas y la mucha compasión humana), el director olvida tintar la película con la profunda alegría que sienten sus miembros o con la esperanza del esfuerzo personal que realizan.

En cambio, pone el acento en lo que uno se priva al entrar en la comunidad como el sexo o la “libertad”. En este sentido, por ejemplo, cuando en la trama se plantea una vocación espiritual, esta se enfoca desde la renuncia y no desde la ganancia. La severidad de la benefactora o la vaga explicación de su elección final deja a los espectadores un regusto desesperanzado sobre el método Cenacolo.

Firma:
Carla Sciamma

ficha técnica

Director: Cédric Kahn

Guionistas: Aude Walker, Cédric Kahn, Fanny Burdino, Samuel Doux

Intérpretes: Alex Brendemühl, Anthony Bajon, Antoine Amblard, Damien Chapelle, Hanna Schygulla, Louise Grinberg

Género: Drama

País: Francia

Fecha estreno: 07/06/2019

Lenguaje: Coloquial

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

comunidad religiosa aislada en el monte en la que los jóvenes se rehabilitan a través del recogimiento espiritual y el trabajo. Thomas habrá de superar un largo camino en ese centro.

Título original: La prière

País: Francia

Duración: 107'

Fecha producción: 2019

Distribuidora: Surtsey Films

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies